Campus Ciencia Tecnología

Laboratorio de Biomédicas de la UNAM obtiene certificación ISO 9001

Michel Alejandra Olguín Lacunza
En el laboratorio capacitan a recursos humanos para laborar en el país, avanzan en las líneas de investigación y apoyan en servicios externos como el diagnóstico de niños con cáncer.

El Laboratorio Nacional de Citometría de Flujo (LABNALCIT) del Instituto de Investigaciones Biomédicas (IIBO) de la UNAM, consiguió la certificación ISO 9001 norma internacional que garantiza llevar a cabo procesos de calidad y confiabilidad de sus resultados. Con esto, se brindará mejor servicio a la comunidad universitaria.

Con la presencia de José Manuel Saniger Blesa, secretario de Investigación y Desarrollo de la Coordinación de la Investigación Científica; Patricia Ostrosky Wegman, directora del IIBO; Verónica Bunge Vivier, directora de Infraestructura Científica y Redes Temáticas del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), y Carlos Arámburo de la Hoz, director General de Asuntos de Personal Académico, se llevó a cabo una ceremonia para la entrega del certificado y un reconocimiento.

Gloria Soldevila Melgarejo, directora del LABNALCIT, dijo que esta acción tiene una repercusión importante para el funcionamiento de apoyo a la comunidad científica del instituto, y también a nivel nacional.

Para obtener la certificación, el laboratorio —creado en 2015 con el apoyo del Conacyt— se vinculó con la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca, institución que necesitaba apoyo en ciertas metodologías. “Fue así que esta unión resultó muy importante para ambas partes”.

Actualmente, el LABNALCIT tiene un nuevo socio: la Universidad Autónoma de Chihuahua, donde hubo muy buena recepción y el apoyo científico en la región es muy importante.

Citometría de flujo 

La citometría de flujo, explicó Soldevila Melgarejo, es una herramienta inicialmente usada por los inmunólogos para estudiar las células del sistema inmune,  pero cada vez más se utiliza como una metodología para aplicar cualquier área de la ciencia y la tecnología, desde la física, la química, la biología molecular hasta la toxicología.

Además, “cualquier problema de salud podemos abarcarlo con esta metodología, que es un análisis tan preciso y con tanta complejidad que nos permite evaluar desde partículas nanométricas, hasta seres más grandes como parásitos”.

Tienen acceso al laboratorio 186 estudiantes y académicos que son capacitados por el personal del LABNALCIT para utilizar adecuadamente sus instalaciones.

Así, avanzan tanto en las líneas de investigación como en la capacitación de los recursos humanos que dejan listos para laborar en hospitales o cualquier empresa. Además, brindan servicios externos, por ejemplo, apoyan en el diagnóstico de leucemia en niños.

Con este programa, detectaron que muchas personas saben utilizar la citometría, pero no lo hacen correctamente porque muchos fundamentos no los conocen. Así, “hemos capacitado a la gente al impartir cursos y de esta forma hemos sido más visibles en la sociedad”, concluyó Soldevila Melgarejo.

Deja tu comentario

Comentarios

A %d blogueros les gusta esto: