Campus Deportes

Yareli Acevedo ganadora del Premio Universitario del Deporte categoría ciclismo

Dirección General del Deporte Universitario/ Omar Hernández

El año 2018 significó el más exitoso a nivel deportivo para Yareli Acevedo Mendoza, la joven promesa del ciclismo en la UNAM.

Luego de una destacada participación en la Olimpiada Nacional, con tres medallas de bronce, y en el Nacional Juvenil, con una más, la alumna del CCH Vallejo fue convocada a la Selección Mexicana de ciclismo para representar al país en el Campeonato Panamericano Junior que se celebró en Bolivia. Ahí logró cuatro medallas: una de oro, dos de plata y una de bronce.

“Mejoré mi actuación de la Olimpiada Nacional pasada, en la que obtuve una medalla de bronce y luego participar en el Nacional Juvenil con una medalla de bronce y que me digan que siga entrenando porque puede ser que esté seleccionada, entonces estoy muy contenta porque se consiguió el objetivo de ser seleccionada y después al competir y sentirme fuerte contra las demás y ganar algunas medallas, es mucho mejor”, afirma.

El plan original en el Campeonato Panamericano Junior era competir solo en tres pruebas, pero ya en la competencia Yareli Acevedo aceptó el reto de competir en una más, en la cual logró medalla de bronce.

“Iba por tres pruebas, pero al llegar allá, el entrenador Israel Huerta nos dijo que el plan era correr puntos, ómnium, ruta y madison, esta prueba es peligrosa pero me miré con mi compañera, que es de Nuevo León, y dije que sí quería correrla porque había pocas parejas y mucha posibilidad de ganar”, comparte.

Son 11 años relacionados con el ciclismo, desde que Yareli Acevedo acudió por primera vez a una competencia infantil en la cual se enamoró de este deporte y fue impulsada principalmente por su padre para comenzar a practicarlo. Ahora afirma que la práctica del ciclismo le ha dejado múltiples enseñanzas que trascienden más allá de un ovalo o de una ruta.

“En ciclismo empecé hace 11 años, fui a una carrera porque mi papá me llevó, después de las carreras premiaron a los niños porque era una carrera infantil, a mí me gustó mucho eso, mi papá me preguntó si quería participar en estos eventos y le dije que sí. Me armó mi bicicleta, me preparó y en mi primera carrera me resbalé en una curva y me caí, mi papá me ayudó a levantarme, me dijo que siguiera y como solo eran raspones, seguí y gané la competencia.

“Me ha dejado muchas experiencias para la vida como aprender a perder y aprender a ganar y también que nadie me va a regalar nada en esta vida”, asevera.

Yareli Acevedo cuenta que los colores azul y oro los lleva en la sangre desde pequeña puesto que sus papás le inculcaron el orgullo de ser puma.

“Desde pequeña, mi mamá y mi papá le van a los Pumas, entonces me inculcaron eso de ser puma. En la secundaria yo ya era de pumitas y me encantó serlo, los colores azul y oro, luego me dijeron que la UNAM tenía escuelas a nivel bachillerato y me pareció buena idea, me dijeron que la UNAM apoyaban a ser estudiante y deportistas, hice mi examen y me quedé en el CCH Vallejo”, cuenta.

Ahora, la ciclista auriazul se prepara para cumplir otros objetivos como ser campeona nacional de la Olimpiada, mejorar su actuación en el Nacional Juvenil y volver a ser seleccionada nacional, al mismo tiempo disfruta de ser la ganadora del Premio Universitario del Deporte 2018 en la categoría de mejor deportista.

“Me sentí muy feliz, me enteré vía mensaje, pero muy contenta porque me dijeron ‘¿conoces a Yareli Acevedo?’ Y yo: ‘Me suena…’ Estoy muy contenta, el primer año que me postularon lo pude lograr, me dijeron que la competencia fue dura porque hubo otros panamericanos que ganaron pero me siento muy contenta”.

Deja tu comentario

Comentarios