Campus Deportes NewsFeed

Selma Rojas, ganadora del Premio Universitario del Deporte categoría deportista

Dirección General del Deporte Universitario /Myriam Nuñez
Comparte con tus amigos
  • 350
    Shares

 

Selma Isabel Rojas Mondragón es un ejemplo de la formación integral que ofrece la Universidad Nacional Autónoma de México a la comunidad universitaria.

En el plano deportivo, el año 2018 fue especial para la atleta de lucha olímpica que se coronó campeona en la Universiada Nacional y obtuvo el cuarto lugar en el Campeonato Mundial Universitario de Lucha, entre sus logros más destacados, justo en el mismo año que termina su etapa de licenciatura.

“No le daría más valor al Campeonato Mundial porque la Universiada (Nacional) fue el primer paso para llegar ahí, cada uno me representó esfuerzos, para cada uno me entregué de manera diferente, no era mi meta la medalla en la Universiada sino disfrutarlo porque sabía que probablemente sería la última y estaba lesionada. Mi objetivo era disfrutarlo. Y en el Campeonato mi objetivo era no defraudar a mi país, verme fuerte. Ambos me hicieron sacar lo que hay dentro de mí”, manifiesta.

Estos resultados deportivos hacen que para Selma Rojas el año 2018 sea especial pero al mismo tiempo es un llamado a continuar su crecimiento y retribuir a la UNAM lo que le ha dado.

“Es un año que no voy a olvidar, termina una etapa que es la licenciatura y pone en mi mesa muchas ambiciones de seguir creciendo y retribuyendo porque lastimosamente a veces logramos algo y nos olvidamos de todo lo que esto nos ha representado y eso quisiera que no me pasara”, asevera.

“Es un año muy fructífero para mí, de mucho crecimiento personal, de materializar una formación de carácter integral, terminando mi carrera con uno de los mejores promedios de mi generación siendo una alumna regular, con amigos que merece la pena tener, con la experiencia de haber representado a mi país a nivel internacional y haber obtenido un resultado digno, con el cariño de mucha gente que me ha acompañado en momentos difíciles, es un año en el cual profesionalmente me doy cuenta que todo lo que yo quiera hacer puedo lograrlo siempre y cuando me entregue con pasión y determinación hacía un objetivo”, añade.

Con 15 años de edad y como alumna de la Escuela Nacional Preparatoria plantel 7 “Ezequiel A. Chávez”, Selma Rojas incursionó en el mundo de la lucha olímpica y aunque tuvo que hacer una pausa debido a un intercambio académico que realizó en Canadá, para el 2017 volvió al tatami para reiniciar su preparación deportiva que la llevaría a la cosecha de estos logros deportivos.

“Mi madre es el único apoyo que tengo desde que falleció mi papá cuando iba en la secundaria. A nivel académico también he sido muy autoexigente, me preocupaba porque me fuera bien a pesar de que me tuviera que desvelar”, afirma.

“Darle a mi mamá esos reconocimientos de la escuela y de la lucha me ha dado mucha felicidad, lo mismo compartirlos con mi entrenador y con mis compañeros”, añade.

Como ganadora del Premio Universitario del Deporte 2018, Selma Rojas disfruta del momento y también considera que adquiere la responsabilidad de ser el ejemplo de las nuevas generaciones de alumnos-deportistas en esta casa de estudios.

“Es una condecoración hermosa. A veces me subestimo mucho, ni siquiera pensaba que podía postularme o ser capaz de obtenerlo porque tenía la referencia de muchos grandes atletas, entrenadores que lo habían tenido y ahora saber que mi nombre va a estar junto al de ellos, me llena de gusto pero también de responsabilidad porque me erige como un ejemplo para muchas personas que inician en la lucha o en otros deportes. Me compromete a estar a la altura de ese premio y seguir trabajando para, en un futuro, tener la oportunidad de acceder a cosas similares”, sentencia.

Deja tu comentario

Comentarios

A %d blogueros les gusta esto: