Campus Deportes NewsFeed

Javier Vázquez, ganador al Premio Universitario del Deporte en la categoría de entrenador

Dirección General del Deporte Universitario /Myriam Nuñez
Comparte con tus amigos
  • 463
    Shares

 

La relación de Javier Vázquez Fernández con la lucha olímpica inició desde su niñez, cuando comenzó a practicarla hasta que una lesión le impidió continuar. Fue entonces cuando decidió convertirse en árbitro de este deporte, dado que no quería separarse de esta disciplina.

Más adelante emprendió la labor como entrenador puesto que quería transmitir sus conocimientos adquiridos y que sus pupilos alcanzaran las metas que a él le fueron imposibles de lograr.

“El amor y la pasión por la lucha. Yo quería desarrollar lo que no pude hacer, llegué a campeonatos nacionales pero no trascendí más allá. Siempre quise enseñar a este deporte tratando de lograr que llegaran más allá”, comparte.

Este año será memorable para la carrera como entrenador de Javier Vázquez que cuenta con una carrera de poco más de 10 años como entrenador auriazul, dado que inició su trayectoria en la Escuela Nacional Preparatoria plantel 8, en febrero de 2008, antes de llegar al Exreposo de Atletas de Ciudad Universitaria.

Con una cosecha de 10 medallas, el equipo de lucha olímpica de la UNAM fue una de las delegaciones, en esta disciplina deportiva, que más preseas obtuvo en su participación en la Universiada Nacional 2018, resultados que además le valieron al entrenador para ser considerado como parte de la Selección Mexicana que compitió en el Campeonato Mundial.

“Debido a los resultados que se dieron en la Universiada Nacional, me eligieron como entrenador de la Selección que participó en el Campeonato Mundial de Lucha Universitaria en Brasil. Es la primera vez que la UNAM participa en un evento de esa magnitud en lucha.

“Estoy muy contento, me sentía nervioso pero no me costó trabajo desarrollarme en el medio en ese evento. Fueron países grandes como Rusia, Turquía, Japón, que son los campeones del mundo actualmente”, expresó Javier Vázquez.

A la par de estos buenos resultados, el número de practicantes de lucha olímpica en la UNAM incrementó gracias a la apertura de nuevos horarios para practicar este deporte.

“Es difícil trabajar en educación superior, la demanda académica es muy alta, lo que hicimos fue abrir cuatro entrenamientos al día, desde las 7:00 hasta las 16:00 horas para que los muchachos puedan venir. A veces vienen una hora y se van corriendo, pero por lo menos hacen cinco horas a la semana. El resultado es que tienen la oportunidad de entrenar.

“El año pasado teníamos 20 o 25 competidores en lista y este año tenemos a más de 60. No vienen a entrenar todos pero sí unos 40 en diferentes horarios”, explica.

La siguiente meta para Javier Vázquez Fernández es formar a diferentes luchadores con las capacidades necesarias para competir en una Universiada Mundial.

“Me gustaría llegar a una Universiada Mundial con los muchachos, que varios de ellos llegaran”, afirma.

En plena sesión de entrenamiento, ya con ese objetivo en mente, el entrenador de lucha olímpica de la UNAM manifestó su satisfacción por ser considerado el ganador del Premio Universitario del Deporte 2018.

“Es un reconocimiento que todos buscamos, es un trabajo conjunto con los muchachos y es muy grato para mí esta distinción. Es un reconocimiento al trabajo de todos ellos, a su esfuerzo de todo el año, de trabajo, de sacrificio, de dolor, que han vivido, así lo tomo”, expresó.

Deja tu comentario

Comentarios

A %d blogueros les gusta esto: