FIL Guadalajara Nacional

El poder raramente investiga al poder

Daniel Francisco/Francisco Medina
El portal Animal Político le ha apostado al periodismo de investigación

En el siglo XXI no sólo las grandes cabeceras periodísticas fijan los temas de la agenda pública. Animal Político, un medio digital con 20 personas y con ocho años de existencia, logró que la ciudadanía hablará de empresas fantasma y de recursos públicos que se hicieron humo.

Nayeli Roldán, Miriam Castillo y Manuel Ureste revisaron y sistematizaron, como apunta Daniel Moreno, en el prólogo del libro “La estafa maestra”, 73 convenios de dependencias públicas, presentaron más de 500 solicitudes de información, viajaron a 6 estados, hicieron más de 100 entrevistas e investigaron a 186 empresas.

Fue un trabajo de equipo, multidisciplinario. En entrevista con UNAM Global, Nayeli Roldán señala que en un medio nativo digital no basta con que el texto esté bien reporteado y bien escrito. Se necesita seducir al lector. Ya no hay espacio para el lobo solitario que investigaba por su cuenta y no compartía la información con sus colegas. Investigar requiere de trabajar en equipo, sumar los conocimientos y la especialización de cada uno de los colaboradores.

Añade que fue muy importante el trabajo del “equipo millenial”. Para esta investigación se requirió elaborar una base de datos de 13 mil celdas de Excel que fueron llenadas a mano y que les llevó cinco meses.  Participaron el editor de audiencia, la Community Manager, la editora general, y se diseñó una estrategia de redes sociales. Toda una estructura que eligió nombre y color de identidad.

Durante cuatro meses leyeron las auditorías, lo hacían en sus tiempos libres, las horas extras del periodista de investigación. Después otros cuatro meses para investigar a las empresas y visitarlas.

Se apostó por el periodismo de investigación. Había un trabajo precedente en Animal Político, el reportaje escrito por Arturo Angel: Las empresas fantasma de Duarte.

Nayeli Roldán recuerda que su compañero Manuel Ureste le dijo durante el transcurso de la investigación: ¿Sí sabes con quién nos estamos metiendo?  Sabían que estaba implicado el círculo cercano del presidente.

Manuel Ureste es contundente: “El poder raramente investiga al poder y mucho menos lo sanciona y lo castiga”. Cuando le recordamos que en el libro se acota que nadie ha pisado la cárcel, sonríe y precisa: “por ahora”. Recuerda el titular de El País sobre La estafa maestra, que ganó el Premio Ortega y Gasset: “La investigación que debió cimbrar al país y no lo hizo” y afirma: “Si lee uno los perfiles de los implicados, se entiende por qué no ha pasado nada”.

Concluye que quisiéramos ver a los titulares de las 11 dependencias implicadas dando explicaciones sobre los 7 mil millones desaparecidos.

Deja tu comentario

Comentarios