Ciencia NewsFeed Salud Tecnología

Corta y pega… “editando a mi bebé”

Science
El investigador He Jianku, afirma que ayudó a crear los primeros bebés, genéticamente modificados, del mundo. Pero no todos apoyan este controvertido experimento. Imagen: Science

Un equipo científico chino asegura haber creado los primeros bebés modificados genéticamente con la herramienta CRISPR/Cas 9 (herramienta que agrega, interrumpe o cambia las secuencias de genes específicos). Según lo informa MIT Technology Review y la agencia Associated Press (AP).

El investigador He Jiankui, de la Universidad de Ciencia y Tecnología del Sur (SUSTech), en Shenzhen China, junto con su equipo, anunciaron este mes que nacieron dos niñas gemelas, Lulu y Nana, cuyo ADN había sido modificado genéticamente para aumentar su resistencia frente a una posible infección con el virus VIH, del que era portador su padre. Además de una protección contra la viruela y el cólera.

Jiankui dijo a AP que modificó los embriones de siete parejas durante los tratamientos de fertilidad, resultando solo en un embarazo, hasta ahora. En cada caso, el padre estaba infectado con el VIH y las madres eran VIH negativas. El objetivo de él era introducir una variación genética rara y natural que dificulta que el VIH infecte a su objetivo favorito, los glóbulos blancos. Eliminó específicamente una región de un receptor en la superficie de los glóbulos blancos conocida como CCR5.

El líder de la investigación anunció en una serie de vídeos en YouTube sus resultados, durante la Cumbre Internacinoal sobre la Edición del Genoma Humano, donde justificaba sus experimentos y explicaba cómo se habían realizado. Además el científico invitó a los presentes a enviar comentarios a su laboratorio.

La modificación genética que Jiankui asegura haber realizado no es una aplicación terapéutica de CRISPR. “No sirve para corregir una anomalía genética del embrión que pudiera dar lugar a una patología grave e incurable, se trata de un experimento de mejora genética“, alerta el biólogo molecular Lluís Montoliu del Centro Nacional de Biotecnología (quien no participó en el estudio), y pide cautela y escepticismo. “No están curando a las personas sino creando personas con capacidades distintas”.

La afirmación, que aún no se ha reportado en ninguna revista de índole científico, inició una tormenta de críticas hoy en día, con algunos científicos y bioeticistas calificando el trabajo de “prematuro”, “éticamente problemático” e incluso “monstruoso”. La Sociedad China de Biología Celular emitió una declaración que califica a la investigación como “una grave violación de las leyes y regulaciones del gobierno chino y el consenso de la comunidad científica china”. Y la universidad emitió un comunicado en el que denuncia la mala praxis del director del estudio, que dice que puede “violar seriamente la ética académica y las normas académicas”.

Mientras tanto, otros científicos pidieron ver los detalles del experimento y su justificación antes de emitir un juicio.

Aparentemente anticipándose a las críticas, proclamó audazmente en uno de estos vídeos, que su grupo ha reflexionado profundamente sobre cómo ayudar a las familias que enfrentan riesgos de enfermedades genéticas. “Creemos que la ética está de nuestro lado de la historia“, dice Jiankui, quien llama al término “bebés de diseño“.

Deja tu comentario

Comentarios