Campus

El humor sacude nuestras tristezas

Daniel Francisco
Es el relato sobre un continente atrapado en las crisis económicas, con efectos “Tequila” y “Corralitos” de la ignominia

En La noche de la Usina la derrota es frecuente, cíclica. Es el relato sobre un continente atrapado en las crisis económicas, con efectos “Tequila” y “Corralitos” de la ignominia.

Eduardo Sacheri presentó su libro ganador del Premio Alfaguara en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara. En su novela hay una lucha constante, un desafío, sus personajes sobreviven a las decisiones de los políticos. Pierden, se levantan, y al final, ríen: “tomarnos las cosas con humor es una manifestación de sabiduría, resistencia, resiliencia, capacidad de defensa”.

En su novela “Ser feliz era esto” el personaje se estrella contra un muro: el descubrimiento de la paternidad. Al diablo la gloria literaria y los premios. Claro, esa novela la escribió antes de ganar el Premio Alfaguara. Sacheri no imaginaba verse ante la misma disyuntiva de su personaje.

Para el escritor argentino el duelo es un momento de dolor absoluto, la incapacidad de la risa. Cuando uno puede reírse es que ha pasado lo peor, “uno en el dolor está quieto. El dolor es naturalmente solemne. La tragedia es solemne. El humor sacude lo peor de nosotros”. En la literaratura hay actos de justicia, de revancha y, en ocasiones, como en El secreto de sus ojos, de venganza. El tamaño del daño lo ameritaba.

Sacheri contó que “los finales felices no me los creo del todo, los tristes me entristecen muchísimo”. Por eso, como buen aficionado al futbol, en La casa de Usina eligió por el empate.

Deja tu comentario

Comentarios