Cultura

La obra ganadora del Segundo Premio Juvenil Universo de Letras, en la FIL de Guadalajara 2018

CulturaUNAM Nota: Eloísa Farrera.
Comparte con tus amigos
  • 350
    Shares
“¿Qué es lo que me importa en la vida?” Con esta pregunta, Samuel Segura escribió su segunda novela: Maldito sea tu nombre, conocida ahora con el título de Metal, y con la que el alumno de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM, rockero y metalero de corazón, ganó el Segundo Premio de Novela Juvenil Universo de Letras 2018, certamen convocado por la Coordinación de Difusión Cultural de la UNAM y el Fondo de Cultura Económica (FCE), que también editan la obra.
Metal será presentada este domingo 25 de noviembre a las 12 horas en el Salón 3 de la Feria Internacional del Libro (FIL) de Guadalajara, con los comentarios de Jorge Volpi, coordinador de Difusión Cultural de la UNAM; José Carreño Carlón, director general del FCE; Irving Gibrán Valle Alarcón, ganador de la primera edición del premio; Laura Guerrero y el autor.
“Me di cuenta de que lo que me importaba era la música y que no había escrito nada a fondo de eso. Yo creo que una de las cosas que necesitamos para escribir, es hacerlo de lo que realmente nos importa. Sea lo que sea. No hay que preocuparse por lo que los demás piensen o si tus temas o tus historias están de la chingada. No importa. Eso es lo que a ti te importa. Contar desde el fondo”, comentó Segura, de 30 años, previo a la presentación de su nuevo libro.
Metal cuenta la historia de una joven rockera, hija de un legendario baterista de un grupo de heavy metal en “Hecatepec” -es como el Ecatepec real, pero con H”, aclara-.  Cuando el papá se muere, la protagonista fusiona a la banda de éste con la suya, lo que desata una “potente” historia de amor y varias aventuras entre los músicos.
En la vida real, Segura toca la batería en una banda de heavy metal en Ecatepec, lo que fue parte de su inspiración para escribir esta historia; sin embargo, no es un retrato autobiográfico, asegura el pasante de la Licenciatura en Ciencias de la Comunicación. “Al principio pensé que lo sería, pero conforme avanzó la historia, no tuvo tanto que ver conmigo ni con mi vida real”.
El joven autor también empezó a escribir la novela con un protagonista masculino, pero había algo que no le convencía. Pensó que contarla desde lo femenino le resultaría mucho mejor. Así fue. “No tenía punch la historia. Algo le faltaba, por lo que decidí cambiarlo a mujer. Lo que sucede en el Ecatepec real sobre toda la violencia contra las mujeres, me orilló a hacer el cambio. Y también el hecho de que conozco a otras chavas que están en bandas (de Metal). Al cambiarlo a femenino todo cobró mucha más relevancia. Todo se volvió mejor”.
Segura afirma ser “empírico” en cuanto a sus habilidades musicales y literarias. “Ambas se conectan mucho, muy cabrón (…) La música me respalda en este viaje literario. Me siento como cobijado por el metal, por la música”, dice. Sin embargo, también le agradece a su paso por la UNAM, así como a las enseñanzas del fallecido escritor Eusebio Ruvalcaba, el amor que siente por las letras. “Él me enseñó que escribir es más una actitud que una formación académica”.

Deja tu comentario

Comentarios

A %d blogueros les gusta esto: