Ciencia NewsFeed Salud Tecnología

Una interfaz cerebro-computadora permite a las personas con parálisis controlar sus dispositivos móviles

Universidad Brown
Dos participantes durante el ensayo clínico controlan directamente una tableta a través de una interfaz cerebro-computadora para chatear en línea. Imagen: Universidad Brown.

Las tabletas y otros dispositivos de computación móvil son parte de la vida cotidiana, pero su uso puede ser difícil para las personas con parálisis. Una nueva investigación del consorcio BrainGate, en colaboración con la Universidad Brown, muestra que una interfaz cerebro-computadora (BCI) puede permitir que las personas con parálisis operen directamente un dispositivo móvil (una tableta) disponible con solo pensar en hacer movimientos y ‘clics‘ con el cursor.

En un estudio publicado en PLOS ONE, tres participantes de ensayos clínicos con tetraplejía (parálisis total o parcial de las extremidades superiores e inferiores), cada uno de los cuales estaba usando el BrainGate BCI que registra la actividad neural directamente de un pequeño sensor colocado en la corteza motor (de tamaño de una aspirina para bebés), pudieron navegar a través de los programas de tabletas comúnmente usados, incluidas las aplicaciones de correo electrónico, chat, transmisión de música y vídeo compartido.

Los participantes enviaron mensajes a familiares, amigos, miembros del equipo de investigación y sus compañeros participantes. Navegaron por la web, verificaron el clima y compraron en línea. Un participante, tocó un fragmento de “Ode to Joy” de Beethoven en una interfaz de piano digital.

Un participante en el ensayo clínico “toca” el piano. Imagen: Universidad Brown

Los investigadores de BrainGate y otros grupos que utilizan tecnologías similares han demostrado que el dispositivo puede permitir a las personas mover brazos robóticos o recuperar el control de sus propias extremidades, a pesar de haber perdido la capacidad motora debido a una enfermedad o lesión.

El estudio mostró que los participantes podían señalar y hacer clic 22 veces por minuto mientras usaban una variedad de aplicaciones. En las aplicaciones de texto, los participantes pudieron escribir hasta 30 caracteres por minuto utilizando las interfaces estándar de correo electrónico y texto. Los investigadores se alegraron al ver la rapidez con la que los participantes utilizaron la interfaz de la tableta para explorar sus aficiones e intereses.

“Esto tiene un gran potencial para restablecer una comunicación confiable, rápida y rica para una persona que no puede hablar”, dijo Jose Albites Sanabria, quien participó en el estudio como estudiante graduado en ingeniería biomédica en la Universidad de Brown. “No solo podría proporcionar una mayor interacción con sus familiares y amigos, sino que también puede proporcionar un conducto para describir con mayor detalle los problemas de salud en curso con los cuidadores”.

 

Deja tu comentario

Comentarios