Campus Ciencia Cultura

Rayos gamma nacen de objetos que se acercan a los agujeros negros

Michel Alejandra Olguín Lacunza
Los rayos gamma son radiación equivalente a la luz o a las ondas de radio, pero con muchísima más energía.
Comparte con tus amigos
  • 350
    Shares

En algún lugar del Cosmos, una estrella murió y se convirtió en un agujero negro. En su nueva vida, devora todo aquello que se le acerca, incluida la luz. Se trata de un fenómeno que hasta el momento resulta un gran enigma para los astrónomos.

Cuando un objeto se acerca, el agujero negro lo atrae cada vez más rápido hasta friccionarse, lo que produce rayos gamma, afirma Julieta Fierro Gossman, investigadora del Instituto de Astronomía de la UNAM.

En entrevista para UNAM Global, la investigadora apunta que en la actualidad los astrónomos dividen el espectro electromagnético en seis regiones: radio, infrarrojo, visible, ultravioleta, rayos x y rayos gamma. Las ondas de radio son las de más baja frecuencia y los rayos gamma los de más alta frecuencia.

Como la energía de la radiación es directamente proporcional a su frecuencia, las radiaciones ultravioleta, de rayos x o de rayos gamma son dañinas para el ser humano, debido a que pueden alterar el ácido desoxirribonucleico (ADN) o matar las células.

De acuerdo con Fierro Gossman, los rayos gamma son radiación equivalente a la luz o a las ondas de radio pero con muchísima más energía. Así, existen varias fuentes de rayos gamma, como los sistemas de estrellas binarias, remanentes de supernovas, galaxias activas y los cúmulos de galaxias.

En todos estos tipos de objetos, la emisión de rayos x proviene del gas que ha sido calentado a temperaturas altísimas (decenas de millones Kelvin). Como referencia, la Tierra tiene una temperatura de alrededor de 300 Kelvin y la superficie del Sol está a unos 6 mil Kelvin.

Los rayos gamma viajan por el espacio y llegan a la Tierra, al chocar con la atmósfera producen lluvias de partículas que pueden detectarse desde la Tierra en lugares como el Observatorio HAWC  (High Altitude Water Cherenkov), concluye Fierro Gossman.

Deja tu comentario

Comentarios

A %d blogueros les gusta esto: