Campus Ciencia Tecnología

LUZi, sistema de control prenatal inteligente

Fabiola Méndez/Damián Mendoza
Médicos de la Universidad Autónoma de Guerrero desarrollaron una herramienta que utiliza Inteligencia Artificial para analizar el riesgo obstétrico

En México la mortalidad materna es un grave problema. Anualmente, se registran 722 defunciones materno-infantiles, lo que constituye un gran desafío para el Sistema de Salud Pública.

En ese contexto, desde 2015 un grupo de médicos de la Universidad Autónoma de Guerrero (UAgro) ha centrado su trabajo en la reducción de la tasa de mortalidad. Se trata de la asociación civil PROESAH, formada por doctores, profesores y alumnos de la UAgro, quienes desarrollaron una aplicación llamada LUZi.

La herramienta utiliza la Inteligencia Artificial (IA) de IBM para analizar el riesgo obstétrico y combatir esta problemática, “en 2015, se estimaron 303 mil muertes de mujeres durante el embarazo y el parto, o después de ellas. Prácticamente, todas estas muertes ocurren en países de bajos ingresos y la mayoría de ellas podrían haberse evitado”, refirió la doctora Cindy Tabares, ginecóloga especialista de LUZi.

La app detecta síntomas de manera más certera. Está diseñada para que el Smartphone lleve el control médico del embarazo a base de Inteligencia Artificial, combina signos vitales con una serie de preguntas programadas sobre los síntomas, y la IA da un pre diagnóstico  de la salud de la madre y el bebé.

“Si hubiera una emergencia, LUZi envía una alerta al sistema de salud o médico que está atendiendo a la paciente para que se dé atención pronta y no avance el problema”, explicó Andrea Sarabia, CEO del proyecto y médico de la UAgro.

LUZi se sincroniza con un hardware desarrollado por la Startup dedicada al desarrollo de dispositivos médicos Catrina Softec. Consta de una serie de sensores que recopila datos de los signos vitales, los cuales están disponible en la nube de IBM. También cuenta con un asistente virtual que brinda información recopilada sobre los signos vitales de la embarazada y un cuestionario de orientación de los síntomas.

“Queremos que LUZi esté en todas partes: comunidades, hogares y consultorios, especialmente en regiones remotas donde las personas tienen acceso limitado a los hospitales. Puede ayudar a las comunidades a medir sus signos y obtener información sobre un posible alto riesgo con anticipación para ayudar a los profesionales de la salud a obtener asistencia más rápida y basada en evidencia”, señaló el doctor Marco Ruiz, integrante del equipo.

Este sistema está dirigido a dos tipos de usuarios: personal de la salud (parteras, enfermeras, pasantes, médicos con acceso a un dispositivo móvil, con el cual se lleva un control del paciente), y la embarazada que lleva a cabo un autocontrol.

Deja tu comentario

Comentarios