Campus Ciencia

Si no es divertida, no es ciencia

Michel Olguín Lacunza/Francisco Medina Martínez
Para el investigador Guillermo Hinojosa la divulgación de la ciencia es un ejercicio fundamental para las sociedades

La mayoría de los sucesos en el Universo se relacionan con interacciones  muy sencillas, es decir, entre un átomo, una molécula y los iones negativos, narró Guillermo Hinojosa Aguirre, investigador del Instituto de Ciencias Físicas de la UNAM.

Desde la adolescencia, el físico descubrió que le encantaba la ciencia. “Un día cuando era adolescente y visité a mi abuelo, me llevé un libro de cálculo para no tener que jugar ajedrez e ir a misa con él, en esas vacaciones resolví todas las ecuaciones del libro y me encantaron”.

“¿Un libro de cálculo para distraerte?”, preguntó la reportera, “es que tú no conociste a mi abuelo, desde las 4:30 de la mañana hasta las 3 de la tarde teníamos que estar en la iglesia”, añadió Hinojosa Aguirre. Al final, su abuelo estaba feliz de verlo resolver todas esas operaciones.

Al preguntarle qué le diría a las personas que no les gusta la ciencia, el académico universitario respondió: “Culpen a sus profesores, porque les dejaron tarea y lo peor que puedes hacerle a un niño es eso”.

Con ello, añadió, logras que odien la ciencia, y eso pasa en todos los niveles, pero “si no es divertida, entonces no es ciencia”.

Actualmente, el físico estudia los iones negativos, algo que a su parecer son interacciones muy sencillas. “Imagínate que tienes un átomo o una molécula, y por alguna circunstancia se quedó con un electrón extra. Entonces su carga total es negativa y por eso se llaman iones negativos”.

A través de un acelerador de partículas —un equipo enorme y lleno de cables— ubicado en el Laboratorio de Colisiones Físicas, estudia dicho fenómeno. En la vida cotidiana, dijo, los iones negativos son muy importantes y están en todos lados.

¿Dónde se encuentran en la vida cotidiana?, cuestionó nuevamente la reportera. Hinojosa Aguirre dio un ejemplo: la regadera. “Cuando uno se baña se siente bien, no por el acto, sino por los iones negativos que se encuentran en el agua”.

De acuerdo con el físico universitario, en la regadera los iones negativos se generan como proceso secundario. No se sabe si vienen del flujo de agua o la fragmentación de las gotas, y esa es otra incógnita que no queda muy clara. “Hasta el momento, no existe una respuesta de por qué se forman los iones negativos”.

Por tal motivo, es que existen los ionizadores (dispositivo doméstico destinado a la limpieza o purificación del aire) porque la gente se siente bien después de exponerse a los iones negativos, describió.

De hecho, en el espacio interestelar se han detectado grandes poblaciones de iones negativos y es muy difícil explicar su presencia porque existe mucha radiación, que en principio, debería llevárselos. Por lo tanto, no debería de haber.

“Sin embargo existen, están ahí y quiere decir que hay un proceso que los está formando”.

El investigador expresó que a través del acelerador se crean iones negativos, los cuales interaccionan con otras moléculas para medir parámetros de dispersión de la interacción. Así, “podemos invertir detalles relacionados con su estructura”.

En su descubrimiento más reciente, el científico narró que detectaron estados del ion donde decide perder el electrón e identificaron sus características. Por ejemplo, la probabilidad y el tiempo de vida. Aunque parezca simple, “estos son datos que los científicos usamos mucho”.

La divulgación de la ciencia 

Al preguntarle sobre la divulgación de la ciencia, el físico respondió que debe ser una actividad de tiemplo completo. “Tendríamos que ser mejores comunicando la ciencia, un aspecto fundamental con la sociedad y una fuente de crecimiento en todos los sentidos para los países”.

En este campo, Hinojosa Aguirre fue protagonista de la cápsula Científica/Mente ganadora en la III Muestra de Imágenes Científicas. “Esto me pone muy contento”.

“La divulgación de la ciencia es un ejercicio fundamental para las sociedades, porque nos hace críticos e inteligentes como país, no sólo en el ámbito de la ciencia, sino en todo lo demás”, concluyó.

 

Deja tu comentario

Comentarios