Ciencia

Ganan universitarias medalla de plata en concurso internacional

Quemaduras-medallaplata-UNAMGlobal
Su aportación, un bioparche para evitar infecciones en quemaduras

Por el desarrollo de un bioparche capaz de detectar y combatir bacterias comunes que causan infecciones en quemaduras, el equipo multidisciplinario iGEM Guanajuato Mx, del que forman parte dos alumnas de la Escuela Nacional de Estudios Superiores (ENES) León de la UNAM, obtuvo medalla de plata en el concurso International Genetically Engineered Machine (iGEM), en la categoría de Manufactura.

Jessica Montserrat Aguilar Venegas y Laura Gabriela Gaytán Esparza, de la carrera de Ciencias Agrogenómicas de la entidad universitaria, fueron las encargadas de modificar la bacteria E. Coli, que se encuentra suspendida entre las capas del bioparche.

La función de esa bacteria es secretar moléculas que reconocerán microorganismos patógenos alojados en heridas y exterminarlos para evitar infecciones en caso de quemaduras, un problema de salud pública en Guanajuato, estado que se ubica entre los 15 con mayor incidencia en el país.

En la tercera etapa de la quemadura, explicaron las universitarias, hay mayor riesgo de bacterias que matan el tejido. “Lo que buscamos es que nuestra bacteria modificada reconozca a las patógenas y las elimine; esto iría vinculado a los tratamientos médicos que se proporcionan en los hospitales para regenerar la piel y aliviar el dolor”.

El proyecto aún no está concluido, “pero tenemos ensayos previos del producto final –parche y biosensor–; falta ensamblarlo para probarlo en su fase clínica. Hemos hecho pruebas para comprobar el funcionamiento de ambos componentes por separado”.

Este desarrollo científico es complejo, imposible de implementar sólo por un biólogo molecular, “como nosotras, por lo que fue necesario aliarnos con otras ramas de la ciencia”, resaltaron.

El jurado consideró varios aspectos, como el acercamiento a la sociedad para sensibilizarla en torno a la prevención de las quemaduras, divulgar la ingeniería genética y probar el concepto del proyecto, es decir, cómo se creó y si se tenían las herramientas moleculares necesarias.

Montserrat y Gabriela desean llevar pronto este proyecto a la etapa clínica, porque “una quemadura puede ocurrirle a cualquiera y nuestra creación podría contribuir a que no haya complicaciones”.

La competencia se realizó en Boston, Massachusetts, Estados Unidos, y participaron unos 400 equipos divididos en 10 categorías.

 

e347150d-4959-4421-ba8a-4e1d89c7545a

Deja tu comentario

Comentarios