Campus Cultura

La roca, contadora de historias

Felipe Morales Díaz/Diana Rojas García
La exposición El Alma de las Rocas tiene la virtud de asociar la ciencia y el arte, disciplinas distintas del trabajo artístico, pero caras de la misma moneda del quehacer intelectual humano

 

El Museo de Geología de la UNAM no sólo cuenta con una vasta colección de rocas fósiles y minerales, también es una de las sedes más importantes para el estudio de la geología y todas sus ramas, y se ha destacado por llevar al publico exposiciones que conjuntan el quehacer estético de la sociedad en estrecha relación con la ciencia.

Juan Carlos Cruz Ocampo, coordinador de Vinculación del Instituto de Geología de la Máxima Casa de Estudios, apuntó que es la convergencia de la parte estética y la parte científica de una materia prima que es común para muchas disciplinas, los materiales pétreos.

Esta es una oportunidad para observar y experimentar a otra dimensión los detalles, las texturas, los minerales de las rocas que sólo veríamos a través de equipo especializado.

Un artista peculiar

Los inicios del artista plástico Peñalta fueron autodidactas, su formación académica fue en el campo de las leyes, pero su pasión por la pintura lo llevó a ejercer el oficio de pintor.

Así, el artista encuentra en la roca la forma, el rostro oculto. Su estética se basa en la fragmentación y reconstrucción. Considera el valor del acto de la pintura per se como una espiral ascendente hacia el éxtasis, y es la culminación de este acto y su fragmentación, lo que da pie a una segunda etapa: la de la reconstrucción.

Ésta estimula la imaginación y lleva al descubrimiento, en la roca y sus vetas, imagina lo desconocido y trata de completar la obra inconclusa de la naturaleza, la historia que cuentan las rocas.

Por su parte, Julio Caballero Corona, responsable de Difusión Cultural del museo, expresó que la roca es un material del que depende la humanidad, pues en ella se encuentra la materia prima que ha hecho posible el avance de la tecnología.

Desde el desarrollo de las industrias neolíticas, la metalurgia, la Revolución Industrial gracias al carbón, la modernidad con el petróleo, la era nuclear con el uso de materiales radioactivos, y la era digital de la mano de minerales como el oro y el silicio.

La exposición El Alma de las Rocas tiene la virtud de asociar la ciencia y el arte, disciplinas distintas del trabajo artístico, pero caras de la misma moneda del quehacer intelectual humano.

La muestra permanecerá hasta el 17 de noviembre. Para conocer más sobre el trabajo de Peñalta consulta: Instagram penalta_17 y www.penalta.mx

Deja tu comentario

Comentarios