Ciencia NewsFeed

Descubren un enorme barco Vikingo enterrado en Noruega

Instituto Noruego de Investigación del Patrimonio Cultural
Imagen detectada mediante georradar que muestra lo que según varios arqueólogos es un barco vikingo enterrado cerca de Halden, 150 km al sur de Oslo, Noruega. Imagen: NIKU

Arqueólogos en Noruega del Instituto Noruego de Investigación del Patrimonio Cultural (NIKU) utilizando un georradar de penetración en el suelo, tecnología desarrollada por el Instituto Ludwig Boltzmann para la Prospección Arqueológica y la Arqueología Virtual (LBI ArchPro), han encontrado los perfiles de un barco vikingo enterrado cerca de la capital noruega de Oslo.

El barco de aproximadamente 20 metros de largo se cubrió hace más de 1,000 años (Edad de Hierro nórdica) para servir como el lugar de descanso final de un prominente rey o reina o un cacique local a bordo. Eso lo convierte en una de las tumbas vikingas más grandes jamás encontradas.

Expertos dicen que las tumbas de barcos vikingos intactas de este tamaño son extremadamente raras. «Creo que podríamos hablar de un hallazgo de cien años», dice el arqueólogo Jan Bill, curador de barcos vikingos en el Museo de Historia Cultural de Oslo. «Es bastante espectacular desde el punto de vista arqueológico».

El sitio donde se encontró la tumba del barco es bien conocido. Un túmulo funerario de 9 metros de altura se cierne sobre el sitio, y sirve como un punto de referencia local visible desde la carretera justo al norte de la frontera sueca. Pero los arqueólogos pensaron que los restos arqueológicos de los campos cercanos debían haber sido destruidos por los arados de los agricultores a fines del siglo XIX.

Luego, esta primavera, los funcionarios del condado circundante de Østfold (Noruega) pidieron a los expertos del Instituto Noruego para la Investigación Cultural que inspeccionaran los campos utilizando una gran variedad de radares que penetran el suelo. Pudieron escanear el suelo debajo de casi 4 hectáreas de tierras de cultivo alrededor del montículo.

Debajo, encontraron evidencia de diez tumbas grandes, cinco casas largas y rastros del casco de un barco, ocultos a solo 50 centímetros debajo de la superficie. Knut Paasche, jefe del departamento de arqueología del Instituto Noruego de Investigación Cultural y director del trabajo reciente en el sitio, estima que el barco tenía al menos 20 metros de largo. Parece estar bien conservado, con contornos claros de la quilla y los primeros trazos, o líneas de tablones, visibles en las exploraciones de radar.

Área monumental. Objetos encontrados por radar, cinco casas largas, al menos 10 túmulos funerarios y un naufragio. Imagen: NIKU

Y si bien muchos podrían suponer que en Noruega abundan los cascos de embarcaciones, no es así. «El descubrimiento parece muy interesante. Seguramente tendrá una gran importancia histórica, ya que en Noruega sólo contamos con tres hallazgos bien conservados de barcos vikingos», añadió Paasche. Los tres están expuestos en un museo cerca de Oslo.

Según los integrantes del Niku, este hallazgo podría arrojar luz sobre las expediciones que realizó ese puebloaunque Paasche comentó: «Necesitamos otros descubrimientos para decir cómo eran estos barcos y determinar cómo navegaban los vikingos».

Deja tu comentario

Comentarios