Comunidad Cultura NewsFeed Periodismo

“El periodismo es el mejor oficio del mundo”

Luisa González/ Damián Mendoza
Víctor Hugo Miguel, director editorial de El Financiero Bloomberg TV, le tocó vivir en carne propia la transición de una sala de redacción tradicional a una digital

Mucho han cambiado las salas de redacción en las que trabajaron y se formaron periodistas como Eduardo Galeano, Julio Scherer, Miguel Ángel Granados Chapa, Raymundo Riva Palacio, Manuel Becerra Acosta, Manuel Buendía y el propio Gabriel García Márquez, entre otros.

El golpeteo de las máquinas de escribir mecánicas, montañas de papeles, teléfonos sonando, gritos, humo de cigarro, presencia principalmente de hombres y muy pocas mujeres, así eran las salas de redacción de medios impresos antes de la era digital.

Al periodista Víctor Hugo Miguel, director editorial de El Financiero Bloomberg TV, le tocó vivir en carne propia la transición de una sala de redacción tradicional a una digital. Estudió Literatura Latinoamericana en la Universidad Iberoamericana al mismo tiempo que era reportero en un medio de comunicación: “Mis actividades de periodista y de reportero se impusieron sobre las académicas. Tuve que elegir ser reportero de tiempo completo”.

Veintidós años después, se licenció en Periodismo con examen por experiencia profesional cuando en nuestro país se llevaban a cabo las elecciones presidenciales. “El examen fue el día de uno de los debates presidenciales, así que tuve que compaginar las labores de El Financiero entre la dirección editorial y la conducción en el canal, y estudiar para el examen”.

¿El reportero debe seguir estudiando?

“El reportero debe estudiar toda su vida. Estudiar tanto desde el punto de vista académico, como estar leyendo, no puedes dejar de leer, no te puedes dejar de informar porque las cosas van evolucionando. Puedes quedar rebasado si no te estás actualizando”.

En sus inicios colaboró como “hueso” (asistente) en Excélsior, lo cual le permitió observar y vivir la transición de una redacción tradicional a una digital como lo son actualmente. En la sala sólo había una computadora de monitor negro con cursor verde fosforescente, por ello, un reportero del mismo medio lo criticaba porque sacaba la información de la web. En ese entonces, se tenía la falsa creencia de que no se sabía investigar y redactar, explica.

Para Michel, la forma de reportear y de acceder a la información ha cambiado, y también la forma de vincularse con las fuentes. “Mi primera fuente fue Relaciones Exteriores. Me la pasaba en la sala de prensa o en el edificio allá en Tlatelolco tratando de platicar con las fuentes, tratando de obtener información. En 2004 surge la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública Gubernamental, y por primera vez, descubro que puedo sistematizar la información y que no tengo que depender de un funcionario que te dé la información”.

Para el autor de Morir en Malasia, las redes sociales son una forma de informarse pero no deben hacer a un lado el reportero, sentarse y platicar con la gente, contrastar las versiones.

“Nuestro oficio ha evolucionado pero también se ha abaratado y complicado.  Ahora tenemos videos que antes costaban mucho dinero producir, y los puede hacer cualquier persona con poco presupuesto”.

¿Cualquiera puede ser periodista con las nuevas tecnologías?

“No porque se debe aprender a discernir la información y contrastarla. Esta revolución tecnológica nos está llevando a una crisis enorme en el sistema de medios. Veamos lo que está pasando en Estados Unidos, cómo se están extinguiendo los periódicos. Todavía no hemos logrado en los medios de comunicación, tanto en México como en Estados Unidos y otras partes del mundo, encontrar este equilibrio sobre los retos que nos implica esta tecnología, y crear un modelo que sea lucrativo y genere ganancias”.

Michel, quien también colaboró en el diario Milenio, recalca que el papel del periodista sigue siendo fundamental en la sociedad para ser el contrapeso del poder, al reportar los excesos de los poderosos y de lo que está mal en la colectividad. Si desaparecen los periodistas, ¿quién va a llenar ese nicho?

Expresa que cada vez es más importante dar información precisa, adecuada, confirmada y corroborada porque estamos en una época de la “posverdad” (distorsión deliberada de la realidad). ¿En quién pueden confiar las personas si no es en los periodistas en materia de información?

Michel acepta que hay una precarización del trabajo periodístico, cada vez hay menos plazas o espacio para periodismo de investigación.

“Hace unos días fui a la Hemeroteca de la UNAM a echarle un ojo a los periódicos de 1968 y de 1998. Encontré textos largos, ricos, elaborados, y ahora cuando veo los medios, cada vez nuestros textos se van haciendo más cortos. Todavía no me he logrado explicar por qué la gente lee menos ahora. Creo que sí es un reflejo de situación difícil por la que atraviesa nuestra profesión”.

Comenta que cada mes envía a sus reporteros a la hemeroteca para que se echan “clavados” y sepan qué pasó en “un día como hoy” para buscar efemérides que ayuden a encontrar historias, y al mismo tiempo, es para que ellos llenen lagunas y huecos de información sobre el pasado.

“Si aprendes a investigar documentalmente, si se aprende a investigar en bibliotecas, en archivos, si aprendes a hacer periodismo de datos, si aprendes a buscar en redes sociales, a buscar en bases de datos o en Excel tienes una ventaja comparativa.”

Víctor Hugo Michel admira a periodistas como Raymundo Riva Palacio porque le enseñó sobre información internacional y la relación entre México y Estados Unidos, a Carlos Marín quien le decía “la información debe ser concisa, precisa y maciza”, a Ciro Gómez Leyva por su conocimiento en televisión, y a Francisco Garfias porque reportea la política como pocos en este país.

También le gusta el trabajo de Pablo Ferri (El País), Alejandro Almazán y Alejandro Sánchez, entre otros.

Aconseja que un estudiante de periodismo debe empezar desde joven en una redacción y trabajar como asistente para aprender todo lo que se hace: trabajar en redes sociales, producción y después irse a reportear para ver todos los lados de la profesión, y sobre todo, un periodista debe tener una mezcla de lo académico, de trabajo de campo e investigación.

“El periodista actual quiere escribir sus notas en el celular, no han aprendido el valor de tomar notas en una libreta, de escribir y escribir”.

Finalmente, a la interrogante de cuándo saldrá último diario impreso, Víctor Hugo Michel piensa que eso será cuando desaparezca el papel, y que el día que eso suceda será el fin del hombre.

Deja tu comentario

Comentarios