NewsFeed Salud

Medicamento para el eccema podría ser útil para tratar la alopecia.

Hospital General de Massachusetts
Arriba, aparecen pelos finos y claros en el cuero cabelludo de la paciente seis semanas después de que comenzó el tratamiento. Abajo, después de 11 meses de tratamiento, el cabello pigmentado ha crecido en el cuero cabelludo del paciente. Foto: JAMA Dermatology

Médicos del Hospital General de Massachusetts (MGH, por sus siglas en inglés) informaron un efecto secundario inesperado del tratamiento con dupilumab, medicamento aprobado por la FDA para el tratamiento del eccema de moderado a severo, también llamado dermatitis atópica.

En su informe de caso publicado en JAMA Dermatology, los médicos describen cómo su paciente, una mujer de 13 años, que padecía alopecia total (falta total de cabello) junto con eccema, experimentó un importante rebrote de cabello al ser tratada con dupilumab (medicamento comercializado bajo la marca Dupixent).

“Estábamos bastante sorprendidos ya que a esta paciente no le había crecido el cabello desde la edad de 2 años, y otros tratamientos que pueden ayudar con la pérdida de cabello no le habían ayudado”, dice la Dra. Maryanne Makredes Senna, del Departamento de Dermatología del MGH, y autor principal del artículo publicado. “Por lo que sabemos, este es el primer informe sobre la regeneración del cabello con dupilumab en un paciente con alopecia areata (pérdida del cabello en una zona localizada del cuerpo)”.

Además de la alopecia que padecía desde hace mucho tiempo, esta paciente había experimentado un extenso eccema resistente al tratamiento desde la edad de 7 meses. El tratamiento con prednisona y metotrexato, medicamentos que pueden suprimir el sistema inmunitario (cuando se encuentra hiperactivo), condujo a una mejora limitada del eccema del paciente por lo que se suspendió, cabe resaltar que, con dichos medicamentos no se observó regeneración del cabello. En julio de 2017, comenzó a ser tratado con inyecciones semanales de dupilumab, que recientemente había recibido la aprobación de la FDA. Después de seis semanas de tratamiento llevó a una mejoría significativa en los síntomas del eccema, también notaron que en su cuero cabelludo aparecían pelos finos y claros, llamados vellosidades.

Después de siete meses de tratamiento con dupilumab, al paciente le había crecido una cantidad significativa del cabello pigmentado que normalmente crece en el cuero cabelludo. Debido a un cambio en su cobertura de seguro, tuvo que interrumpir el tratamiento con dupilumab durante un período de dos meses, durante los cuales notó la caída del cabello recién nacido. Pero después de que pudiera reanudar el tratamiento en abril de 2018, el crecimiento del cabello se reanudó y continuó.

Senna explica que el mecanismo de dupilumab para atacar una vía clave del sistema inmunitario que se sabe que es demasiado activo durante el eccema, esta actividad podría explicar su acción al producir alopecia. En estudios recientes se ha sugerido que otros elementos de la misma vía pueden inducir la pérdida de cabello autoinmune. “En este momento, es difícil saber si el dupilumab podría inducir el crecimiento del cabello en otros pacientes con alopecia, pero sospecho que puede ser útil en pacientes con eccema activo extenso y alopecia areata activa”, dice ella. “Hemos presentado una propuesta para un ensayo clínico sobre el uso de dupilumab en esta población de pacientes y esperamos poder investigarlo más en un futuro próximo”.

Senna es la investigadora principal de la unidad de investigación clínica de Investigación Académica Innovadora del Cabello (HAIR) en el MGH y profesora de Dermatología en la Escuela de Medicina de Harvard.

Deja tu comentario

Comentarios