Cultura NewsFeed

Indovina a los estudiantes de la UNAM: “Sean ustedes mismos”

CulturaUNAM, Nota: Eloísa Farrera. Fotos: Barry Domínguez

Con profunda sencillez y empatía, el líder de la legendaria banda estadounidense Human Drama, Johnny Indovina, ofreció una clase magistral en la Sala Carlos Chávez del Centro Cultural Universitario, que terminó convirtiéndose en una charla íntima y personal en la que exhortó a los artistas y estudiantes presentes a siempre dedicarle cuerpo y alma a su trabajo, a cultivar su arte, a confiar en éste y a sentirse orgullosos de lo que produzcan.

El experimentado rockero, autor de temas como Blue, Love’s way y I could be a killer, también le aconsejó a los asistentes no generarse falsas expectativas en sus carreras ni pensar en el dinero o la fama como una meta. “Eso sólo es un extra que viene por tu trabajo”, dijo.

¿El mensaje central de la clase? No se rindan ni dejen que nadie cancele sus sueños. Ignoren las críticas. Aprendan de los comentarios, pero sigan adelante. El arte es personal y único. ¡Arriésguense!

“No hay ningún método para componer. No le crean a nadie que les diga que hay una manera o un método para hacer su trabajo. Yo nunca tomé una clase de guitarra ni de literatura que me dijera cómo escribir (…) Sólo es trabajo duro y hacer lo que crean que es bueno para ustedes (…) Sean ustedes mismos. Encuéntrense. El arte no tiene reglas”, destacó.

Indovina, quien le tiene un gran aprecio a México y a la UNAM, fue quien insistió en dar esta plática y tener así un contacto más cercano con la gente. Y así lo demostró en los 70 minutos en los que interactuó con el público y sus fans, en los que dialogó, rio y reflexionó junto con ellos.

En la charla reveló, por ejemplo, que Space Odity, de David Bowie, fue su gran inspiración para ser músico, y que The waiting hour fue un tema que surgió de una llamada con su segunda ex esposa al momento de su separación. También contó cómo lidia con los momentos tristes y felices de su vida y cómo canaliza esas emociones y sus experiencias para escribir sus canciones.

También habló de cómo ha defendido su arte ante el interés comercial de las disqueras, dijo que todos los días de su vida -desde 1976- los ha dedicado a trabajar en su música y que nunca pensó en la fama, el dinero ni los lujos. “Un verdadero artista nunca sacrifica nada”.

Sus fans, de todas las edades, no lo podían creer. “Fue una oportunidad única. No hay muchos lugares donde puedas ver a un artista como él dar una charla como ésta. Lo admiro. Escucho sus canciones miles de veces. Es increíble que pueda pasar a un lado de ti y hablar contigo; sin guardaespaldas ni nada. (Conocí) a la persona. Sin glamour”, destacó Sasha Tissier Aguilar, de 11 años. Sasha, quien acudió a la charla junto con su mamá (fan de Human Drama desde los 15 años), asegura que ningún músico joven de hoy en día se acerca a la calidad musical de personalidades como Indovina. Ella estudia guitarra y dice tener un muy buen oído.

Human Drama es una banda de rock alternativo creada en 1985. Su estilo oscuro y nostálgico, el uso chillante de los violines y la atmósfera melancólica de sus composiciones, también ubican a la banda dentro del género del rock gótico o el dark wave. Sus integrantes siempre visten de negro, pero lo que más destaca del grupo es la sensual voz de Indovina y la poética letra de sus canciones.

Human Drama produjo seis álbumes hasta antes de su separación, en 2005. En 2015, la banda decidió regresar y, en 2017, lanzó su último disco: Broken songs for Broken people, en el cual mantiene esa misma esencia del pasado.

 

Deja tu comentario

Comentarios