Cultura Humanidades

Vaticano, de San Pedro a Francisco, ¿te la vas a perder?

Felipe Morales Díaz/Diana Rojas García
La magna exposición se muestra en el marco de la celebración del 25 aniversario de las relaciones diplomáticas entre el gobierno mexicano y la Santa Sede

Gracias al esfuerzo en conjunto del Gobierno de la Ciudad de México, la Secretaría de Cultura, la Universidad Nacional Autónoma de México, el Vaticano y sus diversos museos y colecciones, se exhibe de manera gratuita en las instalaciones del Museo de San Ildefonso la magna exposición, Vaticano de San Pedro a Francisco, dos mil años de Arte e Historia, el cual se muestra en el marco de la celebración del 25 aniversario de las relaciones diplomáticas entre el gobierno mexicano y la Santa Sede.

Alrededor de 180 piezas de las colecciones más importantes de los museos del Vaticanos, además de otras pertenecientes a colecciones nacionales, forman parte de esta única muestra, que en muy pocas oportunidades, podemos admirar. Es una obra que se remonta casi a 2000 años que, incluye además, piezas originales de la mano de grandes maestros del Renacimiento italiano como Rafael o Bernini.

Una Museografía muy cuidada y bellamente desarrollada nos lleva a transitar por esta exposición que está organizada en seis bloques temáticos, siendo el primero una introducción que nos brinda un panorama general de ésta. El segundo nos refiere a los orígenes desde las primeras representaciones paleocristianas y su presencia en la sociedad Romana, así como la representación de mártires y apóstoles.

El tercer bloque nos lleva desde la Edad Media hasta el Siglo XV. Ahí encontraremos obras medievales del Prerrenacimiento y Renacimiento temprano con piezas que van desde tallas en madera de la época medieval hasta pinturas como la espléndida Visión de Santa Elena. El bloque cuarto nos ofrece una visión de la historia de una Iglesia ya consolidada que, a través de autores como Bernini, Rafael, Tiziano, nos muestran obras del Renacimiento y Barroco.

Además de contar con un segmento dedicado a su presencia en América, con obras de colecciones nacionales, el quinto bloque está dedicado a la Iglesia moderna, su presencia en los Siglo XVIII y XIX, y su consolidación hacia el Siglo XX. A través de objetos propios del culto, atuendos y retratos de los pontífices contemporáneos, este bloque nos da una perspectiva de la formar en que la Iglesia Católica encara al siglo XXI.

Si bien la popularidad de la Iglesia Católica ha bajado de manera substancian en este siglo XXI, debemos reconocer que la actitud renovadora de su último representante, ha conseguido que esfuerzos como éste, sea captado por la atención de los medios de comunicación. Hablan de una verdadera preocupación por atender a un público interesado en conocer y admirar los tesoros que parecían inalcanzables y que, sin duda son parte del patrimonio cultural del mundo.

Así pues, esta es una magnífica exposición con una museografía de gran calidad que, además de la obra, a quienes la visiten les brindará una gran cantidad de información a través de infografías, afiches, audios y video con las que se podrá comprender históricamente la evolución de la Iglesia Católica y el arte que forma parte de su patrimonio a través de los siglos.

Deja tu comentario

Comentarios