Ciencia

La labor de Resistencia Modulada en las brigadas de ayuda

Fabiola Méndez, Magali Espinosa/Damián Mendoza
El equipo de Resistencia Modulada, de Radio UNAM, narra su participación en las brigadas de ayuda tras el terremoto del 19 de septiembre de 2017

A un año de que la naturaleza nos sorprendiera otra vez con un sismo el 19 de septiembre, los recuerdos de 1985 y 2017 afloran. Para los más jóvenes fue la primera experiencia con un siniestro de esas dimensiones, para otros fue un déjà vu de lo vivido hace 33 años.

Aunque sí hubo diferencias, la era digital no dejó a la ciudad incomunicada, no había líneas telefónicas pero sí WhatsApp. En algunas zonas de la ciudad no había servicio de energía eléctrica, pero “la gente recordó que la radio está presente y jamás perdió su papel de informar”, afirmó Óscar Sánchez, productor de la barra nocturna de Radio UNAM, Resistencia Modulada.

El productor relata que después del sorpresivo suceso ya sabía qué hacer, reagrupar la logística del equipo era lo esencial para darle voz a la gente y conocer sus necesidades. “Nos distribuimos por nuestras colonias para transmitir desde ahí, el móvil, ayudar a los damnificados ya sea en brigadas y acomodando víveres, cualquier ayuda era buena”, relató Óscar.

Nuevamente, la radio fungió como un espacio de denuncia. De hecho, frente a la televisión, fue el medio a través del cual se podía entender y expresar las necesidades de la sociedad, fueron un micrófono abierto y nunca se separaron de la emergencia.

Óscar recordó con gran orgullo uno de los días de brigada en la Delegación Cuauhtémoc. Mientras recibía víveres para repartirlos en la demarcación empezó a caer sobre  ellos una fuerte lluvia, y en lugar de desanimarse, al son de Cielito Lindo, las personas siguieron con su trabajo y con el único ánimo de ayudar, “ese ánimo que nos unió y hermanó, no hubo distingos”.

Por su parte, Berenice Camacho y Natalia Luna, locutoras de Resistencia Modulada, recordaron aquellos momentos difíciles. Como medio de información, tuvieron trabajo extra que hicieron con gran cariño a pesar de las jornadas maratónicas. “Nos tocaba informar y estar muy cerca de la gente, de la audiencia y esto sólo lo permite la radio, un medio muy noble, el cual abrió el espacio para que nos llamaran y compartieran sus sentimientos”.

Asimismo, confirmaron que siempre ha servido como vínculo con la sociedad y en el que puedes confiar, “es altamente resistente a los fenómenos, puedes estar en contacto y en comunicación con tan sólo una radio y un par de pilas”, aseguró Berenice.

La radio siempre será más cercana a la gente, “es cierto que las cosas no estaban bien, pero teníamos que seguir caminando, y en una era caracterizada por la soledad y la inmediatez, la radio siempre te acompaña”, finalizó Natalia Luna.

Deja tu comentario

Comentarios