Arte Campus Cartelera Cultura

Nekrós Opsis, arte y ciencia en el Museo de Geología de la UNAM

Felipe Morales Díaz/Diana Rojas García
Nekrós Opsis surge de la inquietud de conjuntar el quehacer artístico con la ciencia, del latín Necropsis, Necroopsis

­­

Enclavado en Santa María La Ribera, una de las colonias de más tradición e historia, el Museo de Geología de la UNAM alberga colecciones de paleontología, minerales, rocas, y meteoritos.

Concebido por el ingeniero mexicano Antonio del Castillo y fundado  en 1890 con la aprobación de Porfirio Díaz,  su acervo está relacionado con la geología, mineralogía y ciencias afines, además, se ha consolidado como un espacio, multidisciplinario donde no sólo se imparten cursos y conferencias, sino que también para la realización de exposiciones artísticas donde la ciencia y el arte confluyen.

Nekrós Opsis, surge de la inquietud de conjuntar el quehacer artístico con la ciencia. Del latín necrosis, “el cuerpo fragmentado” aborda el andar del ser humano en la tierra como predador en una visión antropológica única, crítica y llena de matices, un mosaico de las más variadas técnicas y medios se encuentran en esta muestra, obra de diversos maestros mexicanos, explica César Oropeza Ramírez, artista visual y curador de la exposición.

Asimismo, Nekrós Opsis ofrece un acercamiento a la estética detrás del discurso científico, cosa que no es usual, pues tendemos a separar la ciencia del arte, sin embargo, hay un nexo inquebrantable, por lo que no podemos negar la existencia de una sin la otra.

Prueba de lo anterior, son los estudios complejos de anatomía realizados por Da Vinci o la estética contemporánea del famoso diseñador y artista visual H.R. Giger, cuya obra cita Oropeza como un punto de inflexión para el lanzamiento de este concepto.

Más de 50 artistas se han dado cita para dar vida a esta peculiar muestra. Cerámica, gráfica, escultura y pintura entre muchas otras técnicas forman parte de esta exposición, destacan las intervenciones realizadas en el área de osteología y en la sala de paleontología.

Resulta extraño que, a pesar del nexo innegable entre ciencia y arte, no se le dedica un espacio significativo, y en esta exhibición resulta una excelente oportunidad para acercarnos y comprender este vínculo importante entre las dos disciplinas.

Luis Espinosa Arrubarrena, director del Museo de Geología, refiere la proyección del duro exacto y saber científico proyectado a través del genio creativo inconmensurable.

Sin duda, una muestra que vale la pena visitar, y de paso, conocer el emblemático edificio que resguarda colecciones únicas que ahí se custodian.

Deja tu comentario

Comentarios