Arte Campus Ciencia Cultura

Arte mazateco pugna por no perder su identidad

Fabiola Méndez/Damián Mendoza
El artista plástico Filogonio Velasco asegura que con el paso del tiempo todo cambia y evoluciona, pero lo importante es no perder la identidad

Con el paso del tiempo todo cambia y evoluciona, pero lo importante es no perder la identidad, así lo considera Filogonio Velasco Naxín, artista plástico y visual de origen mazateco, que a través de su trabajo ha desarrollado su postura de visibilizar y reforzar las lenguas indígenas.

Para el artista, el dibujo fue su manera de expresarse. De niño cuando asistía a la escuela, era el centro de regaños y jalones de orejas porque no ponía atención, “no entendía el español, fingía que escribía y hacia rayones en libretas, aprendí de manera innata”.

Refiere que en esa época no existía un libro dónde aprender mazateco y se propuso a reforzar la lengua, por ello, desde sus inicios ha puesto como ejemplo el uso de la lengua mazateca dentro de sus obras de arte.

Con el dibujo como su lenguaje, terminó la educación primaria y secundaria, no conocía de teorías ni técnicas, todo lo había aprendido de manera lúdica, empírica. A los 26 años ingresa a La Casa de Cultura de la capital oaxaqueña, pero uno de sus maestros le dijo: “Filo, tú no debes estar aquí, debes estar en otro lugar”, y lo alentó a entrar a la Facultad de Bellas Artes.

Allí comenzó su periplo por el mundo del arte, “desconocía quienes eran Vincent van Gogh, Rembrandt y Dalí, porque no había tenido maestros que me enseñaran arte”. Y así evolucionó de una técnica lúdica y autodidacta y aprendió que el lenguaje del arte es universal, “puedes expresarte más allá de las cosas que existen”.

El camino no ha sido fácil, el primer obstáculo lo tuvo con los materiales pero no fue una limitante, “cuando tienes claro lo que vas hacer no hay límites, lo que importan son las ganas”, y así armó su propio block de dibujo con lo que denominó papel fabriano oaxaqueño, es decir, papel de estraza que compraba por kilo, armaba y cosía él mismo.

Sin embargo, su trabajo ha hablado por sí mismo y se siente orgulloso de llevar la cosmovisión mazateca a diferentes lugares. Desde 2012 ha ilustrado libros de texto y ha tenido presentaciones en diferentes galerías, centros culturales y museos. “No quiero perder mi identidad y el lenguaje, por eso la abordo desde el arte, los indígenas profesionalizamos nuestro trabajo sin perder nuestra identidad”.

Su arte en acuarela, fusiones de nahuales y un enfoque de su realidad se exhibe en el lobby de la sala Julián Carrillo de Radio UNAM, a partir de este jueves 8 de agosto.

 

Deja tu comentario

Comentarios