Campus Psicodiálogos

Temas para dialogar

Rina Martínez Romero*

Cuando se abren espacios para el diálogo, los adolescentes proponen infinidad de temas que son de sus principales intereses. En muchas ocasiones las clases ya están planeadas y dejan poco espacio para indagar y profundizar en otros temas que los que ya están previstos. No obstante los jóvenes se las ingenian para poner sobre la mesa aquellos temas que “no los dejan dormir” o “que les obsesionan”.

En la clase de Psicología de bachillerato se les pidió que escribieran en una hoja en blanco aquellas preguntas que les harían a diversos especialistas de la psicología. Las preguntas eran anónimas y podían ser sobre los temas que quisieran. El número de preguntas era ilimitado y no habría censura sobre lo que escribieran.

¿Quién me puede contestar esta pegunta?

  • ¿Por qué siempre estamos en la búsqueda del amor?
  • ¿Qué es lo más importante en la vida: la salud, el dinero o el amor?
  • ¿Cómo puedo ser yo misma sin que me afecte tanto la opinión de los demás?
  • ¿Cómo lo que hago refleja lo que soy?
  • ¿Cómo puedo demostrar lo que siento honestamente sin ser juzgado?
  • ¿En realidad existimos como seres?
  • ¿Qué es Dios?
  • ¿Somos efímeros los seres humanos?
  • ¿Por qué soñamos?
  • ¿Somos realmente libres?
  • ¿Las emociones y los sentimientos son importantes en la vida?
  • ¿Cómo puedo confiar en los demás?
  • ¿Cómo ver la realidad de manera optimista, feliz y plena?
  • ¿El amor y la inteligencia se pueden juntar?
  • ¿Por qué duele tanto enfrentar el duelo?
  • ¿Por qué existe la pobreza?
  • ¿Cómo se supera la desesperación y la ansiedad?
  • ¿Existe el amor verdadero?
  • ¿Cómo saber si eres homosexual?
  • ¿Por qué dejamos todo siempre para el último momento?
  • ¿Cómo tener un equilibrio entre tu pensamiento y el de tus padres?
  • ¿Puede evolucionar la humanidad como una sociedad justa?
  • ¿Por qué hacen daño las drogas?
  • ¿Qué pasa si decido no tener hijos?
  • ¿Podemos conquistar el Universo?
  • ¿Por qué existe el terrorismo?
  • ¿Realmente la tecnología te hace más inteligente?
  • ¿Cuáles son los objetivos que todos los seres humanos debemos tener y cumplir en la vida?
  • ¿Cómo puedo ser honesto en un sistema que me orilla a no serlo siempre?
  • ¿Por qué el ser humano es tan violento?

Quedan en el tintero infinidad de preguntas que les surgen a los adolescentes desde diversos enfoques: existencialistas, humanísticos, políticos, sociales, científicos, espirituales, entre muchos otros.

Lo más significativo del ejercicio no fueron las respuestas, pues resulta un ejercicio imposible de resolver en una clase, sino fue el hecho de vislumbrar en la cara de cada estudiante la indescriptible emoción al escribir “todo lo que se le ocurriera” y de poder preguntar “sin miedo a ser juzgado, censurado o reprendido”. Los jóvenes llenaron varias hojas escribiendo todo lo que piensan, imaginan, desean, creen, temen, dudan y hasta sueñan.

 

*Doctora y profesora Titular “C” T. C. Definitiva

Escuela Nacional Colegio de Ciencias y Humanidades, CCH-UNAM.

 

Deja tu comentario

Comentarios