Campus Psicodiálogos

Metas al inicio del año

Rina Martínez Romero*

Los jóvenes son personas que representan a los agentes de cambio de una nación, representan también la innovación, creatividad, diversión y, sobre todo, representan esa gran transición que se da en los seres humanos: el paso de la infancia a la vida adulta.

Los jóvenes entre los 15 y 18 años, estudiantes de bachillerato y que cada día se definen según sus circunstancias y sus posibilidades, son los jóvenes que aspiran a convertirse en adultos maduros, responsables y plenos. Tal y como lo esperan su familia y el resto de la sociedad.

Pero ¿qué piensan los jóvenes de sí mismos?, ¿qué anhelan los jóvenes en un futuro cercano y lejano?, ¿cómo viven sus días mientras estudian?, ¿cuáles son sus principales gustos?, ¿en qué piensan cuando escuchan una canción?, ¿cuáles son las vacaciones más felices que han vivido recientemente? Si tuvieran que elegir cinco fotografías que reflejen los momentos más importantes, desde su nacimiento al día de hoy, ¿cuáles elegirían y por qué?, ¿cuáles son sus principales metas para un año que comienza?

Muchas preguntas surgen con relación a los jóvenes mexicanos. Leamos anécdotas escritas por ellos mismos, sin la mano “adulta” que censura, controla y dirige.

Mis metas para el 2018

Lo que a mí me gustaría hacer este 2018 es:

  • “Tener el hábito de la lectura. Hacer pequeños cambios constantes, por ejemplo, leer cinco minutos antes de dormirme. Necesito no tener interrupciones cuando lea”.
  • “Bajar de peso de manera sana, hacer un cambio en mi alimentación y en mis hábitos físicos”.
  • “Acabar el bachillerato con promedio de 9.5 y estudiar diario tres horas basada en la organización estricta de mis tiempos y necesidades por materia. Necesito esforzarme y comprometerme con mis estudios y mis sueños”.
  • “Aprobar las dos materias que reprobé el año pasado. Necesito ayuda de algún profesor y estudiar con un compañero de mi clase”.
  • “Voy a recuperar la comunicación constante con mis amigas y mis amigos de la infancia. Usaré las redes sociales, pero lo más importante será verlos. Voy a ahorrar y apartar tiempo para reírme con ellos y pasar un buen rato”.
  • “Tengo que aprender a ser buena amiga. Voy a reforzar mis vínculos con los únicos y verdaderos tres amigos que tengo. Le diré cuánto los estimo y el miedo profundo que tengo a perderlos. Necesito tiempo libre para estar con mis amigos”.
  • “Voy a hacerles una canción a cada uno de mis amigos. Seré creativo y recordaré los momentos que hemos pasado. Necesito sentarme a pensar y un tequila para tener valor”.

Las metas y los sueños de los adolescentes se entrelazan, se funden y se hacen uno. Cada día es un reto para lograr las metas que se proponen. Sólo escribiendo las metas y teniéndolas presentes es como las pueden recordar y lograr. Cada meta es un anhelo de mejora permanente. Cada meta significa el verdadero ser de cada uno de ellos. Sin metas ni sueños no seríamos nadie.

La Psicología de la Felicidad constituye un enfoque que orienta el planteamiento y el logro de las metas en la vida. Esta perspectiva busca ayudar a las personas en la construcción de un ser humano más pleno, libre, auténtico y feliz.

*Doctora y profesora Titular “C” T. C. Definitiva

Escuela Nacional Colegio de Ciencias y Humanidades, CCH-UNAM.

 

*Doctora y profesora Titular “C” T. C. Definitiva

Escuela Nacional Colegio de Ciencias y Humanidades, CCH-UNAM.

 

 

 

 

Deja tu comentario

Comentarios

A %d blogueros les gusta esto: