Campus Ciencia Música

Facultad de Música de la UNAM, semillero de artistas

Fabiola Méndez/Francisco Medina
Las clases en esta facultad son grupales, de tres o cuatro instrumentistas, y éstos egresan con una preparación de excelencia

Orgullo por todos sus alumnos al dar su máximo esfuerzo y verlos triunfar es el sentimiento de Miguel Ángel Villanueva, flautista y catedrático en la Facultad de Música de la UNAM.

Para el académico universitario, uno de los más importantes generadores y promotores de música a nivel mundial, lo más valioso de los estudiantes es la actitud que tengan, “yo sólo les doy herramientas para que puedan seguir”.

Las clases en la Facultad de Música son grupales, de tres o cuatro instrumentistas, y éstos egresan con una preparación de excelencia. A pesar de que en México las posibilidades para los músicos se abren a cuentagotas, espera que pronto, como hacen países europeos, se lucre con la cultura. “Eso lleva a que se tengan más posibilidades e infraestructura”.

Hacer música es su sueño

Víctor, flautista de la Facultad de Música, refirió que el gusto por la música lo adquirió en casa, pues su madre lo acercó a ese instrumento de viento. Para el joven, la música es disciplina y pasión, “hay que ser constante e implica muchos sacrificios en la época de formación”.

Hacer música y ser solista es su sueño, para lograrlo estudia y ensaya, aunque sabe bien del gran compromiso y satisfacción que es tocar en una orquesta, “somos el eslabón que comunica al compositor con el público”, finalizó.

Deja tu comentario

Comentarios