NewsFeed

La política exterior de López Obrador

Etcétera

Cada vez que se producen comicios presidenciales o parlamentarios en algún país del mundo y se da a conocer el nombre del/de la ganador (a), los cánones diplomáticos, si es que el proceso electoral a calificar fue “políticamente correcto”, establecen las felicitaciones respectivas de parte de los gobernantes del orbe.

Los comicios del pasado 1 de julio celebrados en México, fueron ejemplares. El Instituto Nacional Electoral (INE) bajo el liderazgo de Lorenzo Córdova, buscó dar certeza y sobre todo credibilidad a las elecciones. La tarea no era fácil. Las elecciones del 2006, debido al estrecho margen por el que Felipe Calderón Hinojosa fue declarado como vencedor vis-à-vis Andrés Manuel López Obrador, generaron dudas en el electorado. El sentir era que a López Obrador le habían “robado” el triunfo. Las elecciones del 2012, en que nuevamente contendió este personaje, aunque menos cerradas que la precedente, y donde el susodicho quedó en segundo lugar, dieron pie nuevamente a especulaciones. En cambio, en 2018, el proceso fue muy cuidado, con electores que acudieron masivamente a las urnas, decenas de observadores nacionales e internacionales y la certificación de que el sistema para contabilizar los votos, era sólido y confiable. ¿El resultado? Los comicios más monitoreados por propios y extraños y en los que el resultado fue contundente: Andrés Manuel López Obrador se alzó como el vencedor legítimo, de manera abrumadora e incuestionable con unos 30 puntos de ventaja sobre Ricardo Anaya, el candidato panista. El Partido Revolucionario Institucional (PRI) quedó relegado a un distante tercer lugar en medio de la estupefacción de militantes y simpatizantes. Pero, al margen de ello, el INE realizó un trabajo impecable, digno de reconocimiento y no tardarán, organismos internacionales como la Organización de Naciones Unidas (ONU) y la Organización de los Estados Americanos (OEA), entre otros, en solicitarle su expertise en la realización de procesos electorales en diversos países del mundo -como ya había ocurrido previamente, sólo que ahora, con un prestigio difícil de emular por otras instancias electorales del planeta.

Texto completo: https://www.etcetera.com.mx/opinion/la-politica-exterior-de-lopez-obrador/

Deja tu comentario

Comentarios