Campus Ciencia

La criminalística es una disciplina en evolución constante

CCH Oriente

La escena del crimen debe estar debidamente protegida para que sea certera la procuración de justicia, sentenció Marco Antonio Guillen Zúñiga, perito en criminalística por la Procuraduría de Justicia del Estado de México, quien asistió al Colegio de Ciencias y Humanidades Plantel Oriente para compartir algunas experiencias de esta disciplina.

“Esto no sirve, se alteró la escena del crimen”, dijo tajante el expositor, quien como investigador de las series norteamericanas Investigación en la escena del crimen o La ley y el orden, dio los pormenores para iniciar una investigación de un crimen, no necesariamente un asesinato o violencia física, “sino toda aquella acción o actividad que se realice sin respetar la ley tanto escrita como habitual”.

El ponente destacó que la criminalística es una disciplina o rama del conocimiento humano y, actualmente, se apoya exponencialmente también en estudios químicos que determinan o establecen líneas de investigación que ayudan a configurar un delito.

El expositor dijo que dicha área está en proceso de expansión, en el que se requiere de un amplio estudio de campo para iniciar un procesamiento de una escena del crimen: abierta, cerrada o intermedia, en donde si existe una acción violenta se realiza un procedimiento que observa, delimita y crea registros fotográficos, topográficos o de video, que generan un embalaje de protección que sirve como vestigio para incorporarse e iniciar un procedimiento legal.

Añadió que sirve como elemento de prueba que permite al juzgador definir el fenómeno delictivo, grado de responsabilidad o inocencia. Sin embargo, afirmó, hoy en día lo que prevalece es la impunidad por encima de una investigación criminalística.

La rigurosidad es muy importante, pues es aquí donde se generan técnicas, procesamientos y métodos que nos permiten trabajar en ese acontecimiento, que le facilita al juzgador evaluar los elementos aportados que se desprenden del acto violento físico generado.

Al hacer una historia de la criminalística, el ponente destacó que ésta data de 1892 y ha tenido una evolución constante, un proceso de expansión, al grado que se han incorporado disciplinas de las ciencias naturales y ciencias sociales que son útiles para el juzgador, pues esta disciplina emplea estudios científicos de atención inmediata, de acción interpersonal y en un espacio material, que son necesarios para fundamentar y esclarecer un crimen.

Las aportaciones que han hecho las distintas disciplinas, agregó, han sido útiles para que la determinación y responsabilidad del acto violento sea más certera; el modo, tiempo y lugar, son las premisas para iniciar cualquier investigación, que se complementa con el uso del “Manual del juez”, texto de 1,800 páginas, que empezó a integrar distintas áreas para determinar la trasgresión a una persona o a la ley.

Guillen Zúñiga resaltó que los requisitos básicos para iniciar una investigación criminalística es contar con una autoridad policial, un testigo ocular, si lo hay; la existencia de un hecho violento, así como garantizar la vida de la o las víctimas de la agresión humana.

Sobre el tema La química ligada a la criminalística en la procuración de justicia, el expositor destacó que en una investigación se integran líneas diversas, precedidas por estudios en medicina, químicos, biológicos, genéticos, ingeniería, arquitectura, antropología, dactiloscopia, entre otros, que son las bases para plantear alguna hipótesis. Pero el primer elemento de importancia en un crimen, es que esté debidamente preservado, que muchas veces alteraban la escena del crimen y, por tanto, la procuración de justicia se aplicaba indebidamente.

Por su parte, Gloria Caporal Campos, secretaria académica del plantel, resaltó el interés de los organizadores de este ciclo de conferencias para los alumnos, a quienes les dejarán experiencias valiosas cuando ingresen a su carrera profesional, pues en este ciclo se exponen temáticas con especialistas teóricos-prácticos  que son útiles para la preparación de los jóvenes.

Betsabé Areli Ortiz Ventura, Cecilia Espinoza Muñoz, Norma Cano Leal y Pablo Javier Ilescas Román, son los docentes del Plantel Oriente que promueven estas charlas en beneficio de los estudiantes.

Deja tu comentario

Comentarios