Ciencia Cultura Internacional

Las guerras sacan lo peor y lo mejor de la humanidad

Fabiola Méndez/Damián Mendoza
El escritor mexicano Maruan Soto Antaki dijo que la situación de la población siria es una tragedia de la que se habla poco

Una tragedia de la que se habla poco pero que muestra las cualidades de los seres humanos es la que ha vivido la población de Siria, al menos durante los últimos cinco años. “No se vive, se sobrevive, donde además de la supervivencia más natural tienen que debatirse con la indiferencia internacional”, afirmó el escritor mexicano Maruan Soto Antaki.

Soto Antaki relató que los sirios han sido atacados con armas químicas y tratan de vivir con agua para lavarse si detectan gas sarín o agentes de cloro, antes de salir intoxicados.

El autor de Casa Damasco está de acuerdo en que la supervivencia encuentra lo mejor de las personas, es cierto que la gente vive aterrada por diferentes factores, pero también es cierto que “las guerras sacan lo peor y lo mejor de la humanidad”, afirmó.

Lo peor está en el nivel de violencia al que someten a la población, mientras que los pequeños apuntes de generosidad en territorio sirio, en las zonas más atacadas como en los campamentos  de refugiados, son algo positivo en medio de la zona de guerra.

En ese contexto, el escritor recordó el campamento de Zaatari en Jordania, donde una adolescente de 14 años vio morir a sus padres, pero tenía hermanos menores, conoció a otros huérfanos de guerra y se convirtió en la madre de ocho niños, “suena espantoso porque es espantoso”, afirmó.

Expresó que hay quienes apoyan al régimen y otros que huyen. Sin embargo, a partir de esquemas comunitarios las personas han logrado resistir a las peores tragedias del siglo XXI, y al mismo tiempo, configurar una estructura social positiva, “las muestras de voluntariado para poder sobrevivir son muestras de civilidad”.

Deja tu comentario

Comentarios