Ciencia Cultura Deportes

Mil Máscaras, un superhéroe mexicano

Farrah de la Cruz Cárdenas/Damián Mendoza
El cine de luchadores abarcó muchas partes del mundo, algo que no han tenido todas las películas mexicanas

¿Te imaginas una época donde un luchador enmascarado figuraba como el superhéroe de una nación? ¡Sí, un superhéroe! Si eres millennial, seguramente no creerías esto, pero si eres de los que naciste en el siglo pasado, sabes de lo que hablo.

Todavía hasta los 80, el boom del cine mexicano era aquel protagonizado por un ser con súper poderes capaz de vencer a momias, marcianos y vampiros. Por eso, en las décadas de los 50 y 60 era común ver a los aficionados a la Lucha Libre mexicana, no sólo abarrotar las arenas de las principales ciudades del país, sino asistir a las salas de los cinematógrafos para ver a su ídolo actuar una historia envuelta en lo mítico-fantástico.

Hablar de cine mexicano en esa época es hablar de Mil Máscaras, personaje del pancracio mexicano que dejaba “momentáneamente” el cuadrilátero para pasar a la pantalla chica.

Desde los 50 hasta los 80 los luchadores, además de ser los reyes del ring, también fueron los campeones del cine mexicano. Fue la época en la que la lucha libre se consolidó y tuvo su Época de Oro.

Sin embargo, para entender la idiosincrasia mexicana, tiene que mencionarse el uso de una prenda que marcaría la diferencia entre un héroe y un villano, o entre un rudo y un técnico: la máscara. Si hay algo que distingue a la Lucha Libre mexicana de la del resto del mundo, es el uso de aquélla, y Mil Máscaras usó una diferente en cada presentación, ya sea para el séptimo arte o para el cuadrilátero.

Esta leyenda viva del ring fue y ha sido no sólo un ídolo, sino el superhéroe de muchas generaciones. Su participación en el cine mexicano ha dejado una huella imborrable. Por ello, a 50 años del estreno de su primera película, la Filmoteca de la UNAM le organizó un homenaje y tributo.

“El cine de luchadores abarcó muchas partes del mundo, algo que no han tenido todas las películas mexicanas. Lamentablemente, se dejó de hacer cine porque cerraron los Estudios América, se cerraron muchos cines. Ahora, en las salas de cine sólo vemos muchas películas extranjeras”, comentó el legendario enmascarado entre admiradores que tuvieron la oportunidad de escuchar, en el Museo Universitario del Chopo, algunas de sus anécdotas alrededor del mundo.

 

Deja tu comentario

Comentarios