Ciencia Tecnología

¿Se acabó el internet para todos?

DGTIC

La aprobación en los Estados Unidos de la no neutralidad de la red en días recientes abre diversas posibilidades, algunas en franca oposición. Entre los potenciales pros y los contras se advierten:

Pros:
1.- Una mayor inversión en infraestructura por parte de las empresas de telecomunicaciones para sustentar la cartera de servicios y llegar a acuerdos de calidad de entrega con los principales productores y distribuidores de medios digitales.

2.- Aparición de contenidos especializados exclusivamente para Internet, en mayor medida de cómo se han presentado a la fecha, con diversos formatos.

3.- Competencia entre gigantes de las telecomunicaciones para ofertar no solo conectividad, sino también servicios, contenidos y plataformas.

Contras:
1.- Menor participación, tendiente a anularse, del sector público, tanto en la regulación como para garantizar el acceso igualitario a la red y sus contenidos digitales.

2.- Privilegio por parte de las empresas de telecomunicaciones para la consolidación de los mercados, no la expansión de estos, con la consecuente baja inversión en zonas marginadas o menor cobertura hacia aquellos sectores que no tengan la capacidad económica para pagar todos los servicios incorporados, limitando el impacto de Internet como factor de crecimiento económico y educativo nacional.

3.- Reducción a unos cuantos monopolios nacionales o regionales de todo el espectro de servicios relacionados con la red (infraestructura, contenidos, servicios, plataformas), lo que podría derivar en costos incrementales para los usuarios y menor variedad y calidad, al no estar regulados en mayor medida por los órganos públicos correspondientes.

Deja tu comentario

Comentarios