Campus Ciencia Humanidades

“Lo que para ti parece basura, puede ser el muro de la casa de alguien más”

Fabiola Méndez/edición: Damián Mendoza
Lo que VIEM MX propone es enseñar la autoconstrucción asistida y fundamentada a quienes necesiten una vivienda

Se dice que siempre hay que encontrar el lado positivo a los problemas, y un grupo emprendedor de arquitectos queretanos son ejemplo de esto. Ellos concibieron el  proyecto Viviendas Emergentes (VIEM MX).

Éste vio la luz en septiembre de 2017 después del sismo que sacudió a la Ciudad de México. Con la consigna de ayudar a los damnificados, los arquitectos Vanessa Rendón y David García utilizaron su conocimiento para hacer casas, “lo más importante fue hacer conciencia de que las botellas [de PET] no son basura, sino que se puede hacer algo con ellas”, explicó Sahori Gámez, estudiante de Ingeniería Industrial del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, campus Ciudad de México.

Hoy, a nueve meses después de haber iniciado este movimiento ya están constituidos como una organización civil, “queremos construir casas, ayudar a las comunidades afectadas y hasta las más marginadas, no sólo con casas, sino con educación ambiental, enseñándoles a tener su propio huerto y utilizar los recursos con los que cuentan para activar su economía local”.

Lo que VIEM MX propone es enseñar la autoconstrucción asistida y fundamentada a los integrantes de la comunidad, “nosotros estudiamos el tipo de suelo, les damos nociones de cómo deber ser la autoconstrucción con PET, tarimas de madera, casetones de unicel”.

Utilizan dos técnicas para construir: con botellas de PET rellenas de material compactable y un panel relleno de botellas vacías con tapa, el cual se recubre para tener un acabado arquitectónico. Se destaca que no son casas provisionales pues cuentan con todos los servicios básicos y cimbrado convencional, “es resistente, ligera, totalmente segura y llegan a durar hasta 50 años”, afirmó Gámez.

En ese contexto, lo que buscan es que se repliquen entre las comunidad los conocimientos adquiridos, como en la zona de Tetela del Volcán, Morelos, lugar donde ya han construido tres casas.

Todo se ha llevado a cabo a partir de donaciones, aunque buscan la forma de mantenerse activos y que se haga a través de intercambio, por ejemplo, los convenios que tienen con recicladores, las cuales reciben botellas de PET y les otorgan dinero para costear el cemento, arena, mallas y gastos de ejecución.

Gámez exhortó a los interesados a unirse a esta iniciativa, ya sea por donaciones o voluntariado, que ya ha rendido sus frutos, pues desde septiembre se han construido seis casas y están en proyecto ocho más. “Lo que para ti parece basura puede terminar siendo el muro de la casa de alguien más”.

Si necesitas mayor información sobre las distintas formas de donar a VIEM MX, o conoces a alguien que necesita un hogar, entra a www.viemmx.org y sigue sus redes sociales.

Deja tu comentario

Comentarios