Ciencia NewsFeed

Desarrollan test que detecta trastorno cognitivo en pocos minutos

Notimex

– Especialistas de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.) crearon una prueba que, a partir de sólo tres preguntas, permite detectar en no más de tres minutos alteraciones en las principales funciones cognitivas, como la toma de decisiones.
Kelly Patricia Estrada, especialista de esa universidad y responsable de este trabajo, señaló que con esta prueba es posible una detección temprana y exacta, lo que permite a los médicos tomar medidas para retrasar avance de afectaciones y reducir el riesgo de trastornos cognitivos mayores.

El test se aplicó a pacientes de Unisalud y de algunas asociaciones distritales de pensionados; consistió en una evaluación completa en neurología, neuropsicología y genética a 339 participantes, en los que se verificaron los criterios diagnósticos.

Estos resultados fueron contrastados con los resultados del test, lo que permitió confirmar su rendimiento diagnóstico con una exactitud superior al 86 por ciento, anadió.

“Las personas fueron diagnosticadas con trastorno cognitivo leve, mayor y sin éste, de tal manera que pudiéramos contrastar los distintos resultados de la prueba en todo el espectro de la condición”, destacó la especialista.

El CATest (cognitive assessment test) fue diseñado a partir de una revisión sistemática de la literatura, y se sugiere realizarlo cada año en personas mayores de 50 años.

La especialista detalló que la primera pregunta de esta herramienta, cuya aplicación solo requiere de papel y lápiz, hace referencia a un test en el que la persona deberá aprender y recordar cinco palabras.

Describió que la segunda está relacionada con la fluidez verbal fonológica, a partir de la cual la persona debe mencionar todas las palabras que empiecen con una letra seleccionada al azar y recordarlas en ese momento.

Por último, sostuvo que la persona que realiza el test tendrá que dibujar un reloj con todas sus partes y que debe marcar una hora específica orientando las manecillas en forma precisa.

La experta agregó que después de finalizar la prueba, se hace una evaluación según unos parámetros establecidos previamente y en los que se consideran aspectos relacionados con el nivel de escolaridad y la edad, con el fin de determinar si existe un trastorno cognitivo de algún tipo.

La investigadora especificó que si la persona tiene un puntaje entre 18 y 21 puntos se puede considerar normal; si está entre 15 y 17 presenta un trastorno cognitivo leve, y si su puntaje es menor o igual a 14 puntos, el trastorno es mayor.

Afirmó que la prueba contempla que una vez determinado el dominio afectado, las personas identificadas con el trastorno puedan acceder a un plan de mejora a partir de un proceso de identificación e intervención de los factores de riesgo modificables.

Manifestó que aunque personas menores de 50 años podrían correr el riesgo de desarrollar esta enfermedad a una edad temprana, se estima que la edad más frecuente se encuentra a partir de los 65 años.

Reveló que si bien factores asociados con una predisposición genética podrían incidir en su aparición, existen otras características o factores de riesgo modificables que explicarían hasta el 70 por ciento de los casos reportados.

Estrada puntualizó que algunos detonantes asociados con este trastorno son: no hacer ejercicio con frecuencia, tener hábitos de alimentación deficientes, no dormir bien, soportar altas cargas de estrés, e incluso carecer de relaciones sociales estables y consumir tabaco o alcohol.

Deja tu comentario

Comentarios