Ciencia NewsFeed Universidades

Del aula al universo, programa para crear telescopios en las escuelas

Notimex
A través de este programa, se han construido 900 telescopios y se ha beneficiado a estudiantes de Aguascalientes, Puebla, Morelos, Oaxaca, Querétaro, Quintana Roo, San Luis Potosí, Sonora y Tlaxcala

Para fomentar el interés científico entre estudiantes de secundaria y preparatoria, la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) lleva a cabo el programa “Del aula al universo: un telescopio para cada escuela”, con el cual han atendido a casi cinco mil alumnos de diversos estados de la República.

A través de este programa, a cargo de Alberto Cordero Dávila, investigador y responsable del Taller de Óptica de la Facultad de Ciencias Físico Matemáticas (FCFM) de la universidad, se han construido 900 telescopios y se ha beneficiado a estudiantes de Aguascalientes, Puebla, Morelos, Oaxaca, Querétaro, Quintana Roo, San Luis Potosí, Sonora y Tlaxcala.

Tan sólo en abril pasado, el programa llegó a cerca de 50 estudiantes y 10 profesores de instituciones educativas de Tlaxcala y San Luis Potosí, informó la BUAP en su página de internet.

“Del aula al universo: un telescopio para cada escuela” inició en mayo de 2011 y al año se ralizan, en promedio, entre 10 y 20 actividades en función de la demanda escolar.

Cordero Dávila explicó que el propósito del programa es acercar el conocimiento de las estrellas a los jóvenes, a través de pláticas sobre el cosmos, talleres sobre el armado y uso de telescopios y apreciación del cielo nocturno para el reconocimiento de los astros.

“Para los muchachos es muy impactante observar a Júpiter con sus lunas, a Saturno con sus anillos, los cúmulos estelares, así como una gran cantidad de objetos celestes, con un instrumento que ellos mismos construyeron.

“Cuando llegan a sus comunidades y se convierten en los héroes que han llevado un telescopio para el uso de sus escuelas, es ahí cuando ese interés se multiplica. Ese es nuestro objetivo”, expresó el académico.

En esta reciente edición, Roberto Romero Hernández, de octavo semestre de la Licenciatura en Física, recordó ser parte de esta esta actividad cuando cursaba el primer año de preparatoria.

“Al principio yo me veía estudiando una carrera como Psicología, pero después de esta experiencia, con los telescopios y la observación de las estrellas, me enamoré de la ciencia y me interesé por la Física, algo que se convirtió en mi pasión”, expresó.

Años después se convirtió en capacitador del programa y ahora brinda orientación sobre cómo armar un telescopio e imparte talleres sobre el uso de estas herramientas y la observación de las constelaciones.

Sobre este proyecto y su impacto, Flor Clemente Cuervo, directora del grupo de divulgación de ciencia y tecnología Chip-Ohm y una de las participantes del programa, comentó que esta actividad busca ayudar, principalmente a estudiantes de bajos recursos de San Luis Potosí.

“Queremos llevar los telescopios a los jóvenes de los estados para que puedan alcanzar las estrellas, se den cuenta de que el cielo no es límite y tengan una perspectiva de vida mucho mayor a la que tuvieron sus padres y abuelos”, afirmó.

Deja tu comentario

Comentarios