Campus Ciencia

Centro de Nanociencias y Nanotecnología de la UNAM a la vanguardia en investigación científica

Fabiola Méndez/Francisco Medina
Hace siete años se creó la Licenciatura en Nanotecnología cuyo objetivo es la formación de recursos humanos de alta calidad en las áreas relacionadas

La importancia que la Universidad Nacional Autónoma de México da a las áreas emergentes de las ciencias es primordial, por ello, trabaja en el desarrollo de investigación científica del más alto nivel, tanto teórica como experimental, orientada a la aplicación tecnológica en el Centro de Nanociencias y Nanotecnología (CNyN) campus Ensenada, en Baja California.

La gestación de esta área tomó su tiempo, desde 2002 se inició con la idea de formar un grupo de biología avanzada en dicho campus. Se pensó en un campo multidisciplinario que desarrollara investigaciones de alto nivel y de frontera.

“Fueron varios años de conseguir recursos, se necesitaron 150 millones de pesos para instalar en ese campus el Departamento de Bionanotecnología y abrir la carrera de Nanociencias y Nanotecnología”, recuerda el doctor Rafael Vázquez Duhalt, jefe del Departamento de Bionanotecnología del CNyN.

Hace siete años se creó la Licenciatura en Nanotecnología cuyo objetivo es la formación de recursos humanos de alta calidad en las áreas relacionadas, así como fomentar el desarrollo sustentable regional y nacional de los sectores productivo y social, también, realizar labores de divulgación de la ciencia y difusión de la cultura en beneficio de la sociedad.

En pocos años, el CNyN ha formado un grupo de especialistas en nanomateriales, bionanotecnología, nanocatálisis, nanoestructuras, microelectrónica y nanofabricación, “altamente competitivo a nivel internacional con equipo humano y tecnológico de primer nivel”, asegura Vázquez Duhalt.

El Centro de Nanociencias y Nanotecnología se enfoca en transformar la tecnología en el área de la medicina, el medio ambiente y las actividades del ser humano, pues “las nuevas áreas como la nanotecnología son un nicho de oportunidad para transformar, tener y crear tecnologías energéticamente más económicas y ambientalmente menos dañinas”.

Por su parte, Alma Celeste Castañeda Leutaud, egresada de la segunda generación de la Licenciatura en Nanotecnología y quien se especializa en estudios sobre genética, pondera que estudiar esta carrera ha llevado a sus alumnos a tener “una visión más global de la escala nano”.

La visión de la Máxima Casa de Estudios ha fortalecido esta área emergente de investigación en la región. En ese sentido, el CNyN colabora con la Universidad Autónoma de Baja California y el Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada (CICESE), para “apostar por estas nuevas áreas del conocimiento que tendrán muy buenos frutos”, acota Vázquez Duhalt.

Deja tu comentario

Comentarios