Campus Ciencia Humanidades

En la UNAM el primer debate por la Presidencia

Daniel Francisco / Francisco Medina
En el Palacio de Minería de la UNAM los candidatos expusieron sus propuestas políticas

“Vivir en democracia consiste en saber que uno puede estar ruidosamente descontento del régimen político en el que vive”

Fernando Savater

El Palacio de Minería de la UNAM fue la sede del primer debate por la Presidencia de la República. Los cinco candidatos expusieron ante el país su proyecto de nación. Tuvieron la oportunidad de confrontar sus ideas, en un recinto universitario, con la moderación de tres periodistas.

Ricardo Anaya, Por México al Frente; José Antonio Meade, Todos por México; Andrés Manuel López Obrador, Juntos haremos historia; Jaime Rodríguez Calderón y Margarita Zavala, candidatos independientes, expusieron sus diferentes plataformas políticas, así como las alternativas que ofrecen a los ciudadanos para mejorar las condiciones del país.  

Con un formato más ágil respecto a los anteriores debates presidenciales (1994-2000-2006-2012), Sergio Sarmiento, Denise Maerker y Azucena Uresti, cuestionaron a los candidatos durante 120 minutos, sobre política y gobierno; combate a la corrupción e impunidad; seguridad pública y violencia; y democracia, pluralismo y derechos de grupos en situación de vulnerabilidad.

Horas antes del debate el Palacio de Minería fue acordonado. Los accesos eran sólo para los participantes, organizadores, invitados y medios de comunicación. Sobre la avenida Eje Central, grupos de manifestantes apoyaban a sus candidatos. Algunos llevaban pancartas, otros banderas con los colores de sus partidos. Muchos de ellos no vieron el debate, permanecieron de pie, a pesar de la tormenta. Recibieron y despidieron a sus candidatos con arengas y consignas.

El debate presidencial atrajo las miradas de los medios nacionales e internacionales. Representantes de prensa, radio, televisión y portales de internet fotografiaron, videograbaron, se enlazaron en vivo con sus redacciones, hicieron facebooks live y periscopes e intentaron entrevistar a los candidatos a su arribo y a su partida.

Una vez iniciado el debate, las miradas estuvieron fijas en los monitores que se instalaron en la sala de prensa, justo afuera del Museo Nacional de Arte (Munal). Algunos tomaban notas en libretas o en sus computadoras, otros tomaban fotos o video a los monitores. El silencio de la sala de prensa se interrumpía en las partes polémicas del debate, como los cuestionamientos sistemáticos de cuatro de los candidatos contra López Obrador. La mayor reacción fue con la propuesta de Jaime Rodríguez Calderón sobre su método para combatir a los criminales: cortarles las manos. Rechiflas, risas y reprobaciones como respuesta.  

El primer debate presidencial centró su interés en los temas de seguridad. Todos coincidieron en que México necesita propuestas para combatir a la delincuencia. Una vez concluido el debate los medios buscaron el balance de los candidatos. Sólo Rodríguez Calderón y Meade dirigieron mensaje a la prensa, donde reiteraron lo expuesto minutos antes.

Los próximos debates serán el 20 de mayo en la Universidad Autónoma de Baja California, Campus Tijuana y el 12 de junio en el Gran Museo del Mundo Maya.

En el Segundo encuentro se discutirá sobre comercio exterior e inversión, seguridad fronteriza y combate al crimen transnacional, y derechos de los migrantes.

Para el Tercer encuentro: crecimiento económico, pobreza y desigualdad, educación, ciencia y tecnología, y desarrollo sustentable y cambio climático.

Deja tu comentario

Comentarios