Comunidad Sociedad

Alumna de la UNAM participará en Rumbo Joven. Diseña tu futuro 2018

Fabiola Méndez/edición: Damián Mendoza
Pertenece al programa de becas de estudiantes indígenas del Programa Universitario de Estudios de la Diversidad Cultural y la Interculturalidad de la UNAM

No hay nada que una joven indígena mexicana, fuerte y empoderada no pueda hacer, afirma Ximena Ibarra Santacruz, estudiante del Colegio de Ciencias y Humanidades Plantel Sur de la UNAM y seleccionada por el Instituto Mexicano de la Juventud (IMJUVE) para participar en Rumbo Joven. Diseña tu futuro 2018.

Con tan solo 15 años, la joven estudiante originaria de San Juan Totolac, Tlaxcala, forma parte del grupo de 28 estudiantes seleccionados que viajará a Panamá, del 24 al 29 de septiembre, para participar en el programa de intercambio que busca incentivar a las juventudes a definir sus carreras profesionales, propiciar sus trayectorias escolares y laborales, así como fomentar la educación formal y fortalecer los esquemas de orientación vocacional tradicionales.

El proyecto que Ximena presentó para ganar un lugar aborda los principales retos para encontrar un trabajo una vez que los jóvenes egresan de la educación media superior, “desde un punto de vista indígena y de mujer”. Encontró que una de las principales causas es que la sociedad mexicana es machista, “te sofocan y no te dejan desenvolver, aunado a que ser indígena también es un tema de discriminación”.

Decidió hablar de este tema porque lo considera una de las problemáticas más importantes en el país y porque desea llevar a su comunidad todo lo que aprenda en el viaje, ponerlo en práctica para que otras jóvenes como ella “se motiven a salir y buscar oportunidades”.

Se postuló al programa siempre con la intención de ganar, “así siempre hace las cosas”. Pertenece al programa de becas de estudiantes indígenas del Programa Universitario de Estudios de la Diversidad Cultural y la Interculturalidad (PUIC) de la UNAM, está muy orgullosa de ser de origen nahua y tiene bien presente que no debe ni puede olvidar sus raíces indígenas.

Considera que las únicas puertas que se cierran son las que “uno mismo se cierra”, exhorta a otros y otras jóvenes a que no se queden en su zona de confort porque “uno puede ser e ir a donde quiera con determinación, disciplina y esfuerzo”.

Deja tu comentario

Comentarios