Ciencia NewsFeed

Plásticos, la gran amenaza para los mares

CONACYT

Su tamaño es inferior a cinco milímetros. En muchas ocasiones son tan pequeños que no se pueden ver a simple vista, sus dimensiones son a escala de micras y se requiere equipo especializado para determinar su clasificación y procedencia.

1-HEAD_amenza2718.jpg

A pesar de su tamaño, los microplásticos son devastadores para los ecosistemas marinos. En el artículo «Contaminación ambiental y bacterias productoras de plásticos biodegradables«, investigadores del Instituto de Biotecnología (IBt) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) advierten que la presencia de microplásticos en los mares va en acelerado aumento en el mundo y “representa un peligro para los organismos marinos que sufren daños por ingestión y atragantamiento”.

La doctora Nancy Ramírez Álvarez, especialista del Instituto de Investigaciones Oceanológicas (IIO) de la Universidad Autónoma de Baja California (UABC), desarrolló estudios para conocer la concentración de microplásticos en la bahía Todos Santos, localizada al noroeste de la península de Baja California.

Tras realizar muestreos en puntos estratégicos de la bahía, la investigadora y sus colaboradores determinaron que la concentración de microplásticos en aguas superficiales oscila entre 0.01 y 1.0 piezas por metro cúbico, y tienen dimensiones que van desde 100 hasta 250 micras.

“Realizamos arrastres con una red tipo manta. En cada muestreo hacemos un recorrido como de una hora, a baja velocidad, siendo contabilizada mediante un flujómetro toda el agua que pasa a través de la red y, finalmente, lo que recolectamos es lo que analizamos”, describió en entrevista para la Agencia Informativa Conacyt.

1-mar2718.jpgFuente: Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA).Como resultado del estudio, los investigadores del IIO encontraron que las mayores concentraciones de microplásticos se localizan dentro de las zonas portuarias de Ensenada y El Sauzal, y en puntos cercanos a las actividades de acuacultura de moluscos que se desarrollan en Punta Banda y en Isla Todos Santos.

Las corrientes que circulan dentro de la bahía fue otro de los aspectos que los especialistas tomaron en cuenta en el estudio, ya que incide de forma significativa en la distribución de microplásticos; observaron que la circulación de bahía Todos Santos favorece la depuración del ecosistema.

“Encontramos plástico más grande —macroplástico— en las zonas más cercanas a la costa. Eso también nos está diciendo que estos plásticos pueden deberse a las actividades de la población, no solo a la circulación”, aclaró Nancy Ramírez.

Separación y clasificación de microplásticos

Además de las muestras tomadas en la superficie del agua, el equipo de especialistas analizó muestras del sedimento marino recabadas por una draga, lo que tuvo por objetivo determinar si los microplásticos pudieran estar en contacto con el macrobentos.

La doctora Nancy Ramírez explicó que, por medio de microscopio estereoscópico, en el IIO separaron los microplásticos y con equipo especializado al que tuvieron acceso en la Universidad de Wisconsin-Superior, producto de la colaboración con la doctora Lorena Ríos Mendoza, determinaron el tipo de microplástico presente en las muestras.

“Si queremos tener influencia en alguna política que regule la producción de plástico, tenemos que ver cuáles son los plásticos que están reflejándose en el medio y en dónde los encontramos. Además de que es importante verificar que lo que se identifica como plástico lo es, porque pueden ser confundidos con los de origen natural, que son dañinos para el ambiente, como son los de celulosa o algodón, pero a simple vista no se distinguen”.

Consulta la información completa:http://conacytprensa.mx/index.php/ciencia/ambiente/20735-plastico-iio-uabc-unam-microplastico

Deja tu comentario

Comentarios