Deportes

Empate con sabor a derrota

Oswaldo Pizano
Posiblemente se vivió el último Cruz Azul-Pumas en el Estadio Azul

 

En un ambiente familiar se vivió —posiblemente— el último Cruz Azul-Pumas en el Estadio Azul. Entre goyas y cánticos azules, el ambiente estaba en la tribuna pues los equipos arrancaron cuidadosos y conservadores.

Transcurridos nueve minutos, se hizo un silencio en la banca felina, pues desde la cancha solicitaban un cambio, ya que Alejandro Arribas abandonaría la contienda por una fuerte lesión. Alan Mendoza apresuró el calentamiento para reforzar la zaga defensiva.

Al minuto 18, Nicolás Castillo extendió el balón a la banda derecha a un Pablo Barrera que con dos movimientos y una finta dejó el esférico a Marcelo Díaz, quien prendería el balón para hacer volar al guardameta celeste.

Para el segundo tiempo, Pablo Barrera aprovechó un error de la defensa del Cruz Azul para elevar un centro en busca de Nico Castillo, pero Gerardo Flores lo empujó y el árbitro señaló penalti. De esta manera, el killer chileno adelantó a los felinos en el marcador.

Así, transcurrieron los minutos y todo indicaba que los Pumas se llevarían los tres puntos como visitante, pero la afición celeste jamás dejó de apoyar a su equipo y en los últimos minutos los cementeros se fueron con todo para conseguir el empate.

Fue al minuto 93 y en un tiro de esquina que los celestes encontraron el tanto de la igualada vía Enzo Roco, quien con certero testarazo colocó el balón lejos del alcance del portero auriazul, y con ello provocó la euforia de los cruzazulinos.

 

Deja tu comentario

Comentarios