Ciencia

“PAUTA”, nuevas formas de idear, pensar y descubrir el mundo

Patricia López / Ignacio Ruiz / Francisco Medina
PAUTA ha apoyado a más de 10 mil estudiantes, y actualmente cuenta con mil 557 alumnos en sus sedes de la Ciudad de México, Chiapas, Morelos y Michoacán

Desde noviembre de 2007, el Programa Adopte un Talento (PAUTA), ideado y desarrollado por un grupo de científicos y educadores del Instituto de Ciencias Nucleares (ICN), el Instituto de Biotecnología (IBt) y la Dirección General de Divulgación de la Ciencia (DGDC) de la UNAM, acompaña a estudiantes con interés y habilidades para la ciencia, desde preescolar hasta preparatoria. Actualmente cuenta con mil 557 estudiantes en sus sedes de la Ciudad de México, Chiapas, Morelos y Michoacán.

En conferencia de medios realizada en el ICN, Miguel Alcubierre Moya, director de esa entidad, señaló que desde sus orígenes PAUTA ha beneficiado y dado seguimiento a más de 10 mil pequeños, quienes han desarrollado alrededor de mil 300 proyectos con impacto social en sus comunidades. Cuentan con la asesoría de casi 400 científicos de diversas instituciones, quienes fungen como mentores en programas de vinculación.

“PAUTA significa para los niños tener una oportunidad”, resumió uno de los fundadores del proyecto, el investigador emérito del ICN y actual coordinador del Centro de Ciencias de la Complejidad (C3), Alejandro Frank Hoeflich.

“Es como un pumitas de la ciencia”, ejemplificó otro de los fundadores, Jorge Hirsch, también del ICN.

Xóchitl y “un baño calientito”

Para que ella y su familia puedan darse un “baño calientito” en su vivienda rural de los Altos de Chiapas, en San Cristóbal de las Casas, Xóchitl Guadalupe Cruz López, de nueve años y quien cursa el tercer año de primaria, desarrolló un calentador solar con materiales reciclados de bajo costo. Tiene dos puertas de vidrio y mangueras, que conducen el agua a botellas y a un tanque de agua o tinaco.

Molécula antioxidante para atrapar radicales libres

A sus 11 años y cursando el sexto año de primaria, Raúl Alejandro Segura Hernández diseñó una molécula antioxidante para atrapar radicales libres que “nos hacen envejecer, aceleran la oxidación del ADN y provocan enfermedades como cáncer y Parkinson”, explicó.

Purificador de agua de lluvia

Gael Osollo Anario, de 13 años y quien cursa el segundo año de secundaria en la delegación Álvaro Obregón, creó un purificador de agua de lluvia para consumo humano, con materiales de bajo costo. “El agua de lluvia tiene probabilidad de un 85 por ciento de acidez de la contaminación que hay en la Ciudad de México”, refirió.

Diadema y simulación contra el Parkinson

Iván Jair Díaz Reyes, de 17 años, convive con una persona con el mal de Parkinson, y ello lo motivó a estudiar sobre esa enfermedad.

Miranda Ibarlucea Guerrero, también de 17 años, se interesó como Iván en el Parkinson, porque su abuelo lo padecía. Para entender el mecanismo de esa enfermedad, desarrolló una simulación de temblores que siguen la misma frecuencia que la promedio en un paciente con Parkinson.

Deja tu comentario

Comentarios