Cartelera Cultura

Muro de ideas por la vaquita marina

Antiguo Colegio de San Ildefonso/Cultura UNAM
El Antiguo Colegio de San Ildefonso se une a la propuesta del artista plástico Patricio Robles Gil para generar conciencia sobre sus repercusiones

Los océanos y su biodiversidad se encuentran en riesgo a casusa de los efectos de la actividad humana. Hasta el momento, se tiene registro de la extinción de cuatro especies de mamíferos marinos: la vaca marina de Steller (Hydrodamalis gigas) en 1768; la foca monje del Caribe (Monachus tropicalis) en 1952; el lobo marino japonés (Zalophus japonicus) en 1970; y el bajii o delfín de río chino (Lipotex vexillifer) en 2006. Todo indica que el próximo ejemplar en integrarse a esta lista puede ser la vaquita marina (Phocoena sinus), el cetáceo más pequeño y amenazado que existe en el planeta tierra.

La vaquita marina, perteneciente a la familia de las marsopas, es una especie endémica de nuestro país que habita exclusivamente en el Alto Golfo de California, también conocido como Mar de Cortés. Este mamífero marino fue descrito por primera vez en 1958, ya que es un animal extremadamente tímido, lo que vuelve difícil su observación y, a la fecha, no se cuente con un registro exacto del número de especímenes que existen hoy en día.

El declive del número de especímenes ha sido tan dramático, que se calculaba existían 567 vaquitas marinas en 1997. Hoy, más de 20 años después, se estima que sobreviven menos de 30 ejemplares. La rápida disminución de su población se debe, principalmente, a la pesca ilegal del pez totoaba (Totoaba macdonaldi), una especie sumamente codiciada en el mercado asiático  y que también se encuentra en peligro de extinción. Para capturar a este pez se emplean redes agalleras (de enmalle), en las que la vaquita queda atrapada sin oportunidad de liberarse y salir a la superficie para respirar. Se han realizado diversos esfuerzos en las últimas décadas para proteger, conservar y rescatar a la vaquita marina, pero su número continúa descendiendo.

El Antiguo Colegio de San Ildefonso se une a la propuesta del artista plástico Patricio Robles Gil para generar conciencia sobre las repercusiones sociales, económicas, políticas y morales de la extinción de la vaquita marina (phocoena sinus).

La vaquita marina está en riesgo de desaparecer debido a la pesca ilegal de totoaba, para lo que se utilizan redes de enmalle en las que queda atrapada. Una de las acciones que se llevará a cabo será una instalación fotográfica histórica de la vaquita en San Ildefonso, la cual busca crear conciencia sobre la extinción de esta especie endémica del país. Esta actividad forma parte de la Procesión en honor a la vaquita marina, que tendrá lugar el 17 de febrero a las 10:00 h. El recorrido iniciará en el Museo Tamayo y terminará en el Museo Nacional de Antropología e Historia.

¿Qué piensas sobre la posible desaparición de la vaquita marina? ¿Cuáles de tus hábitos cambiarías para preservar el ambiente? En este espacio San Ildefonso te invita a la reflexión sobre la posible desaparición de la vaquita marina y el cuidado del ambiente:

Participa en esta propuesta y comparte tus ideas a través de las redes sociales utilizando los hashtag: #HagamosConciencia y #YoAmoSanIldefonso.

Antiguo Colegio de San Ildefonso, Acceso de cafetería

Del 13 de febrero al 11 de marzo de 2018

Lunes – 12:00 a.m. a 04:00 a.m.

Martes – 11:00 a.m. a 03:00 p.m.

Sábado – 11:00 a.m. a 03:00 p.m.

Domingo – 11:00 a.m. a 03:00 p.m.

*Actividad gratuita con boleto de acceso al recinto.

 

Deja tu comentario

Comentarios