Humanidades

¡Los valientes no asesinan!

Edición y nota: Octavio Olvera / Material gráfico cortesía del IIB y de José Arenas / Música: "Romance de la Migajita" de Guillermo Prieto, musicalizado por Guillermo Zapata.
Celebran en el IIB el bicentenario del poeta Guillermo Prieto

La enérgica y convincente arenga, “Los valientes no asesinan”, con la que Guillermo Prieto salvó la vida de Benito Juárez, interponiéndose entre él y un batallón de soldados que lo fusilaría, da nombre al coloquio en conmemoración de los doscientos años de su natalicio.

“Don Benedetto”, “Zancadilla”, “Rodrigo Cifuentes”, “Fidel” o Guillermo Prieto, según se deje identificar en las páginas de las publicaciones decimonónicas, fue uno de los hombres de letras más importantes del siglo de la conformación de la República, por la cual luchó, en el campo de batalla y en el gabinete de los gobiernos liberales.

Prieto dejó una importante obra que “muestra los hilos que movían el alma mexicana y el alma nacional”, a decir del coordinador del coloquio, Edwin Alcántara Machuca, responsable de Sistematización Hemerográfica de la Hemeroteca Nacional (HN).

Durante la inauguración del coloquio, el director del Instituto de Investigaciones Bibliográficas (IIB), Pablo Mora Pérez-Tejada, dijo que uno de los motivos por los que el instituto celebra la fecha, es porque desde 1900 la Biblioteca Nacional (BN) resguarda el acervo bibliográfico del poeta.

“Se trata de un coloquio que con el subtítulo de ‘Memorias e itinerario de un romancero’, retrata inmejorablemente el sentido de esta conmemoración, que pretende revisar esos itinerarios, a través de una vida y una obra que supo inventar, narrar y contar, en diversos géneros literarios, el sentido social de una nación”, añadió.

Por su parte, el investigador del IIB, Vicente Quirarte, leyó una carta imaginaria de Prieto, escrita desde el más allá, donde dice: “¡Los Valientes no Asesinan!, es el título que han elegido para este coloquio. Si mi vanidad no me engaña, esas palabras no sólo salvaron la vida del gran presidente B

enito Juárez, sino contribuyeron a cambiar la historia de nuestra querida y dolorosa patria, y que no ha dejado de sangrar y lamerse sus heridas. Sin embargo, cada día, y merced a trabajos como los de ustedes, que no se ven, pero se sienten, nuestro México es cada vez más grande”.

El coloquio “¡Los valientes no asesinan! Memorias e itinerario de un romancero”, continuará el domingo 18 de febrero en la sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes con la sesión “Escenarios urbanos de Guillermo Prieto (1818-2018)”.

Culminará el homenaje con la exposición La huella de Guillermo Prieto en la prensa y su biblioteca de combate, que se inaugurará el próximo 6 de marzo a las 12:00 horas, en la Sala de Exposiciones de la BN.

Deja tu comentario

Comentarios