Campus Comunidad Cultura

La UNAM es mi refugio

Michel Olguín Lacunza/Diana Rojas García
Vladimir Sierra Casiano obtuvo Medalla de Oro en la VII Olimpiada Universitaria del Conocimiento de la UNAM

Me gustan las matemáticas porque describen de forma perfecta a nuestro mundo que es imperfecto, con esta ciencia podemos entender qué hay detrás de la naturaleza y cómo funciona, dijo Vladimir Sierra Casiano, joven mixteco ganador de Medalla de Oro en la VII Olimpiada Universitaria del Conocimiento de la UNAM.

Nacido en Tlapa de Comonfort, Guerrero, Vladimir —quinto hijo de la familia— decidió estudiar en la UNAM por influencia de sus cuatro hermanos quienes han seguido el mismo camino universitario, aunque en diferentes áreas.

Hoy, en su tercer año en la Escuela Nacional Preparatoria Plantel 6, el joven ha demostrado su talento por las matemáticas al ser galardonado con la Medalla de Oro en esta última ocasión (en 2015 consiguió plata y en 2016 el oro).

A pesar de que en su comunidad existe un nivel socioeconómico muy bajo, y sólo los más afortunados pueden tener un título profesional, Vladimir tuvo el sueño de llegar a la UNAM, y hoy busca titularse en Ciencias de la Computación.

Su padre es maestro de primaria, su madre ama de casa, y con mucho esfuerzo lo han apoyado para que estudie. Además, ha sido beneficiario del Sistema de Becas para Estudiantes de Pueblos Indígenas y Negros de México del Programa Universitario de Estudios de la Diversidad Cultural Interculturalidad (PUIC) de la UNAM.

Al referirse a la Máxima Casa de Estudios, Sierra Casiano destacó que es su segunda casa donde no sólo ha encontrado apoyo académico, sino también a muchas personas que se han vuelto importantes en su vida. “Es un refugio a donde acudo cuando me siento mal”.

“A futuro, cuando termine la licenciatura pienso realizar una maestría y doctorado en el extranjero para seguir cumpliendo mis sueños”, finalizó.

Deja tu comentario

Comentarios