Campus Nacional Sociedad

Bernardino Hernández, fotoperiodista de la realidad violenta en México

Farrah de la Cruz Cárdenas/Video y arte: Myriam Nuñez/Fotos: Bernardino Hernández
El retratar historias de pobreza y violencia le valió para que en el Warm Festival Sarajevo 2016 lo distinguieran como el mejor fotógrafo del mundo

En México, el género de nota roja es visto por mucho como “cosa menor”. Es ver y seguirse de largo, ignorar, convencerse que si le cambias la hoja al diario, el hecho nunca existió. Antes, el leer sobre un suceso violento era una voluntad de quienes se dejaban llevar por el morbo, hoy pareciera que toparse con un cadáver en la calle es el pan de cada día. Cotidiano. Propio de nuestros días.

Ser fotoperiodista de guerra no es cosa menor. Congelar una imagen que puede decir más que mil palabras en un momento de vida o muerte es, quizá, actuar con sangre fría. Para Bernardino Hernández es defender lo que más ama hacer y lo que muchas veces le ha robado el sueño.

Hace unos meses, la crudeza de la realidad que vive México fue capturada por la lente de su cámara. La escena dio la vuelta al mundo. Tres jóvenes yacían entre la maleza. De un tiro en la cabeza habían sido asesinados junto a su padre. La palabra “México”, que se alcanzaba a leer en la playera de uno de ellos, estaba teñida de sangre. Una historia más de violencia que vive la comunidad de Guerrero.

El retratar historias de pobreza y violencia, le valió para que en el Warm Festival Sarajevo 2016, la Asociación Internacional de Corresponsales de Guerra lo distinguiera como el mejor fotógrafo del mundo por su exposición “Nota Roja”, reconocimiento que, admitió, le generó sentimientos encontrados.

“Por un lado estaba feliz por lo que significa ser reconocido, pero por otro lado, me causa dolor fotografiar la violencia que vive Acapulco”, declaró Hernández, quien ha trabajado de manera independiente para las agencias Proceso y Cuartoscuro.

La semana pasada, el fotoperiodista guerrerense, quien no ha estado exento de diversos tipos de amenazas, se presentó en Mal de imagen. Simposio internacional sobre nota roja y prácticas artísticas contemporáneas, donde le compartió a su auditorio algunas de sus experiencias. Confesó que su trabajo está dedicado a los jóvenes, a quienes les pide no claudicar en sus objetivos.

“Lo que trato de hacer es mostrarle a la juventud cómo puede terminar si se adentra a vivir este mundo de violencia. Y es que nadie tiene la vida comprada, nunca sabremos el momento en el que partiremos de este mundo, por eso debemos de disfrutar la vida en cada momento”.

Congruente con sus vivencias, el experto de la lente señaló para UNAM Global que las malas experiencias, como las caídas, son necesarias en la vida, “ellas nos hacen fuertes, pero para poder saberlo, necesitamos levantarnos las veces que sean necesarias”, precisó.

Para cerrar el año, Bernardino fue reconocido por la revista TIME en su recuento de las mejores fotografías del 2017.

Checa la galería completa: http://time.com/top-100-photos-of-2017/

Deja tu comentario

Comentarios