Campus NewsFeed

Hay que apostar por rescatar la historia cultural de las ciudades

Universidad de Costa Rica
unam-costa-rica
Experto de la UNAM visitó la Universidad de Costa Rica para dictar charla en la Escuela de Arquitectura

El Dr. Manuel Suárez Lastra abogó por revitalizar los centros históricos de nuestras urbes: “cuando las ciudades son bonitas se genera un sentido de arraigo y orgullo, las personas la cuidan más”, comentó (foto Cristian Araya).

El investigador Manuel Suárez Lastra, doctor en Geografía por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y director del Instituto de Geografía de dicho centro de estudios superiores, ha realizado estudios sobre la estructura urbana, la movilidad y el transporte en una urbe superpoblada como la Ciudad de México (9 millones de habitantes, 2016), y expuso parte de sus experiencias en su más reciente visita a la UCR.

Suárez Lastra fue uno de los expertos invitados por la Escuela de Arquitectura para participar en las Jornadas de Investigación 2017 UCR-UNAM: ciudad y segregación.

Además de haber investigado sobre la asociación espacial entre el desarrollo humano, la consolidación urbana y la desigualdad en la distribución del ingreso, el Dr. Suárez Lastra se ha adentrado más recientemente en el análisis del uso de la bicicleta como un medio efectivo de transporte que contribuye a mejorar la movilidad de la población al interior de las ciudades, y que reduce también los efectos no deseados del transporte automotor.

A continuación este especialista de la UNAM responde algunas interrogantes sobre estos temas y su acercamiento con la realidad que vivimos en Costa Rica:

UCR–¿Cuál es el concepto que usted tiene de la ciudad y del espacio urbano?

Dr. Suárez Lastra: “Comencé a interesarme en las ciudades cuando estaba estudiando mi licenciatura en Administración Pública y Ciencias Políticas, llevé un curso sobre desarrollo regional y me enamoré del estudio de lo urbano, de ahí me fui a sacar mi maestría en Planeación Urbana en la Universidad de California en Berkeley y regresé a México para obtener mi doctorado en Geografía, siempre con la especialización en movilidad y accesibilidad al trabajo con las condicionantes de la estructura urbana y con la organización de la ciudad de acuerdo a sus actividades (vivienda y empleo) y el impacto en el transporte y la movilidad, reconociendo las diferencias entre las poblaciones de altos y bajos ingresos”.

Desde ahí me ha apasionado la movilidad sobre todo con ese componente socioeconómico de quiénes viajan más, en cuáles condiciones lo hacen, qué implicaciones tiene en la calidad de vida, qué implicaciones tiene en cuestiones de segregación y por supuesto con un componente de medio ambiente, pues entre más nos transportamos más emisiones de gases damos a la atmósfera; una de las misiones que tienen que cumplir todas las ciudades del mundo debe ser reducir los efectos del transporte en el medio ambiente y en la calidad de vida de las personas.

Las políticas públicas son la forma en que implementamos los cambios, por ejemplo: yo hice el estudio de estrategia de movilidad ciclística para la Ciudad de México y precisamente ahora estamos aplicando un estudio para conocer los resultados de esta propuesta.

Asimismo, hace dos o tres años coordiné el estudio de movilidad para el plan de transporte vigente de la Ciudad de México y lo importante es cómo traducir la investigación en políticas que la hagan funcionar, que no sean “curitas” que tapen el problema, porque de serlo luego sería peor. Lamentablemente, mucha de la planeación de las ciudades de Latinoamérica es eso, curitas, y no nos damos cuenta de lo que puede pasar a futuro.

Se hacen análisis del estado de las cosas y se construyen soluciones para solventar problemas que existen en este momento, pero no se planea a futuro; yo trabajo en hacer tendencias, proyecciones o estudios a mediano y largo plazo pues así te das cuenta de que, por ejemplo, construir ciudades para los automóviles no es viable, ya que nunca se van a poder tener las suficientes calles para que quepan todos”.

 

UCR–¿Cuál es la situación actual de las ciudades en Latinoamérica, desde las transformaciones económicas, políticas y culturales recientes?

SL: “Si se hace un examen de las ciudades más habitables del mundo, bonitas, eficientes y con mejor calidad de vida serían ciudades densas con usos mixtos, zonas centrales con edificios de más de tres o cuatro pisos, cuyas primeras plantas sean para uso comercial, en el medio para oficinas y arriba viviendas; son ciudades orientadas al transporte público pues no hay necesidad de usar el automóvil, lo que no quiere decir que las personas no lo tengan. Son ciudades amigables para caminar o usar la bicicleta; de hecho caminar debería ser el medio más importante, ya que es la forma de transporte natural del ser humano”.

En Latinoamérica tenemos pedacitos de ciudades que son transitables, por ejemplo en Ciudad de México se creó hace unos ocho años una calle que se llama Madero y por la cual se traslada 1 millón de personas al día: es una calle muy bonita, con actividad comercial y cafés y en la que está prohibida la circulación de vehículos.

El centro de Buenos Aires, Argentina, es otro buen ejemplo y acá en San José debe haber un espacio con esas características; otra ciudad más es Viena, Austria, en la que todo es accesible caminando.

El problema de las ciudades latinoamericanas se basa en el crecimiento informal de viviendas, son ciudades que crecieron muy rápido, eran muy compactas en los años 30 o 40 y comenzaron a crecer rápidamente, lo que no se puede controlar; en Europa la urbanización es muy estructurada, por supuesto que tienen problemas, pero los sistemas de transporte regionales por ejemplo están organizados alrededor de estaciones de trenes y lo que esto genera es una densidad muy alta de empleo y vivienda alrededor de las estaciones; todo se organiza alrededor de este centro”.

 

Consulta la entrevista completa: https://www.ucr.ac.cr/noticias/2017/12/04/hay-que-apostar-por-rescatar-la-historia-cultural-de-las-ciudades.html

 

Deja tu comentario

Comentarios