fbpx
Campus

UNAM y Universidad de Costa Rica fortalecen su vínculo educativo

La creación de un espacio en común promueve nuevas redes de cooperación académica, científica y cultural

En octubre de 2017, la Universidad Nacional Autónoma de México acercó a los estudiantes del Centro Nacional de Ciencia y Tecnología de Alimentos (CITA) de la Universidad de Costa Rica, a una rama del conocimiento que no habían tenido oportunidad de abarcar.

En ese contexto, el curso Mercadotecnia para la Industria Alimentaria impartido por Ana Laura Ocampo Hurtado, profesora de la Facultad de Química, formó parte de las acciones de cooperación que llevan a cabo estas instituciones educativas.

Profesores y estudiantes de la carrera de Ingeniería en Alimentos, así como funcionarios de la industria agroalimentaria de Costa Rica, asistieron con la finalidad de conocer los principios e instrumentos de la mercadotecnia dentro de dicha industria.

Ana Mercedes Pérez Carvajal, directora del doctorado en Ciencias de la Universidad de Costa Rica, destacó el éxito del curso e informó que en febrero de 2018 se impartirá otro sobre empaques para dicha industria, o la conformación de una jornada académica sobre la producción de alimentos funcionales, es decir, aquellos alimentos que tienen compuestos benéficos para la salud.

La también coordinadora del proceso de investigación del Centro Nacional de Ciencia y Tecnología de Alimentos de la Facultad de Ciencias Agroalimentarias, comentó que la idea es apoyar las diferentes actividades académicas que organiza este centro de estudios y facilitar, desde el punto de vista administrativo, su gestión.

“Nosotros nos juntamos cada mes para ver el plan de actividades a realizar, y para mí, desde las funciones que tengo como profesora del programa de doctorado, como investigadora y coordinadora de investigación del CITA, ha sido muy enriquecedor porque se ha logrado establecer enlaces con diferentes profesores e investigadores, y se ha dado apoyo a estudiantes”, acotó.

Estas actividades son posibles gracias al proyecto de internacionalización que la UNAM ha consolidado para fortalecer y ampliar su presencia en diversas partes del mundo. En este caso, el convenio suscrito con la universidad centroamericana permite que el Centro de Estudios Mexicanos (CEM) diseñe políticas y acciones a realizar en función de las necesidades propias de cada universidad.

Desde que el CEM abrió sus puertas en Costa Rica -hace cuatro años-, los beneficios para ambas universidades han sido infinitos. La apertura a la internacionalización ha posibilitado una colaboración académica que trasciende sus propias fronteras.

En consecuencia, la creación de un espacio común que contribuya a promover nuevas redes de cooperación académica, científica y cultural, así como el intercambio y movilidad entre sus estudiantes, docentes e investigadores, han hecho que la UNAM y su homóloga costarricense fortalezcan su vínculo educativo.

Deja tu comentario

Comentarios

A %d blogueros les gusta esto: