Humanidades NewsFeed

Contraréplica | Listado del IMCO sobre estudio de carreras, “ni válido ni confiable”

IISUE
carreras

Enlace a la réplica del IMCO: http://bit.ly/2yiR4yG

Respuesta Alejandro Márquez, IISUE UNAM

Agradezco la respuesta del IMCO y comento cuatro aspectos sobre la misma.

1. Sobre la representatividad de los datos para inferir sobre poblaciones.
En la respuesta del IMCO, se reconoce que los micro-datos de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) no son una fuente ideal de información para generar estadísticas sobre egresados de educación superior. Esto es así, porque en la ENOE la muestra no fue diseñada para tener representatividad por carrera y/o grupos de carreras. La comparación entre profesionistas de distintas carreras sólo sería posible si se hubiera tomado en cuenta este criterio en el diseño muestral y se contara con submuestras representativas para cada carrera o grupo de carreras, lo que hasta la fecha, no se realiza.

2. Sobre el coeficiente de variación como un indicador del error muestral.
El coeficiente de variación se puede estimar para cualquier distribución de datos y es una medida que sirve para conocer el grado de dispersión de una variable. Pero ello no implica que, cuando se aplica a una muestra, sus resultados de facto permitan hacer inferencias válidas y confiables sobre una población dada. Esto sólo es posible cuando la muestra sobre la que se tomaron los datos es probabilística y, por lo tanto, representativa de la población sobre la cual se quiere hacer inferencias. En este sentido, el coeficiente de variación nos permite conocer que tan dispersos u homogéneos son los datos en una variable determinada en la misma muestra, pero por sí mismo, su valor no implica que ciertos datos puedan extrapolarse a la población total.

3. Sobre la posibilidad de planificar el crecimiento de la educación superior
Conocer la forma como se determina la oferta y demanda por educación superior; así como la de los profesionistas en el mercado de trabajo entraña problemas complejos. La experiencia recomienda tener precaución con respecto a quienes consideran tener las claves para alcanzar un ajuste óptimo en el futuro y que se tomen decisiones autoritarias al respecto.

Más bien, se debe asumir que las decisiones que se tomen en la actualidad conllevan en sí mismas márgenes de riesgo que es difícil precisar. En este sentido, la planeación por la orientación fijada en la demanda asume que cada sujeto orienta su propia decisión tomando información del contexto en el cual se desarrolla, pero que ello implica un riesgo en cuanto a los resultados esperados.

Siendo este el caso, incluso el estudio del IMCO, “Compara Carrera”, constituye información del contexto que pueden tomar las personas al momento de decidir qué carrera quieren estudiar, pero bajo la advertencia de que este tipo de estudios no implica una verdad absoluta, dadas las limitaciones metodológicas que presentan este tipo de estudios.
4. Sobre el peso de la carrera en la determinación de las condiciones laborales

Las investigaciones sobre educación y trabajo, incluido el enfoque de capital humano y sus análisis de tasas de rentabilidad de la educación, brindan evidencias de que la carrera no es el único factor que determina las condiciones laborales de las personas en el mercado de trabajo, sino que esto es resultado de diversas variables, entre ellas, la edad, el género, la duración de la jornada laboral, las redes sociales de referencia de las personas, el sector laboral en que se insertan, etcétera. En este sentido, también es necesario tener presente que en las condiciones laborales de las personas influyen muchos factores, por lo que debe evitarse atribuir únicamente a la carrera las condiciones laborales en que se encuentran los sujetos.

En perspectiva, la ENOE brinda información general que resulta útil para conocer cómo las personas con determinado nivel de escolaridad se vinculan al mercado de trabajo, pero esta información tiene límites que es necesario considerar, principalmente cuando se quieren hacer inferencias sobre las carreras profesionales. Esto es un asunto indiscutible y ni la aplicación de análisis estadísticos sofisticados o las buenas intenciones pueden cambiar el hecho de que la muestra de la ENOE no fue diseñada para tal fin.

Deja tu comentario

Comentarios

Etiquetas