Nacional

Cuando la fuerza intentó derrotar a la razón

Daniel Francisco / Nayeli Manuel

 

por-defecto

El 18 de septiembre de 1968 la fuerza intentó derrotar a la razón. Alrededor de las diez de la noche el Ejército ocupó las instalaciones de la Universidad Nacional Autónoma de México. Cinco carros de asalto blindados y 24 transportes militares ocuparon la Torre de Rectoría de Ciudad Universitaria y los pasillos del Paseo de las Facultades.

A las 22.25 Radio UNAM dejó de transmitir sin previo aviso.

El Ejército inició las detenciones, irrumpió en salones, en asambleas de estudiantes y padres de familia. En la Escuela Nacional de Economía se encontró con una tal Ifigenia M Navarrete, quien señaló a los reporteros de El Día: “me dieron órdenes y obedecí”.

Los soldados en el campus, con fusil en mano, bayoneta calada; los estudiantes con las manos atrás y algunos en el piso.

El Ejército izó la bandera que estaba a media asta desde el 29 de julio de 1968.

A las 00:00 horas se ordenó la salida de reporteros y fotógrafos.

Desde ese momento numerosos padres de familia preguntaban por sus hijos. Algunos de ellos fueron enviados a Lecumberri, otros a la Procuraduría del Distrito.

Al día siguiente, Gilberto Keith en uno de los editoriales del Excélsior, dirigido por Julio Scherer, escribió: “Grave decisión ha tomado el gobierno de la República al desalojar, mediante la fuerza pública, varios recintos de la Universidad Nacional Autónoma de México…La fuerza sólo se emplea cuando la política queda rebasada”.

El Gobierno en su comunicado señaló que en la Universidad se estaban realizando actos antisociales y delictuosos.

 

*** TODAS LAS FOTOGRAFIAS PERTENECEN AL IISUE, AHUNAM, COLECCIÓN MANUEL GUTIERREZ PAREDES

Deja tu comentario

Comentarios