Campus Comunidad Cultura

La poesía es la forma de contar mi historia: Hubert Matiúwàa

Fabiola Méndez

“Vivimos en una región plagada de violencia, donde se ha vuelto cotidiana, se está normalizando y hay que hablar sobre eso para que no suceda, pero, sobre todo, para que no se olvide”, aseguró el poeta indígena Hubert Matiúwàa, previo a la lectura de su poesía en el Auditorio Arturo Warman del Programa Universitario de Estudios de la Diversidad Cultural y la Interculturalidad de la UNAM.

Para el ganador del Premio de Literaturas Indígenas de América 2017 por su libro Las sombrereras de TsíTsíndiin, la poesía es una forma más de contar lo que sucede y que llegue a la población.

“La poesía es para hablar de la memoria, esa que a veces se olvida, pasarán muchos años y nadie hablará de esas historias. En cambio, si hablamos de eso les servirá a las nuevas generaciones, a los niños y podrán construir un mundo mejor para todos”.

Hubert Matiúwàa pertenece a la cultura mè´phàà (pueblos asentados en la región de la Montaña de Guerrero), su obra refleja la situación actual y coyuntural de la mujer en México, las luchas sociales indígenas al sur de país, así como la resonancia que tienen los pueblos indígenas a nivel continental. “me siento contento con el premio sobre todo porque mi lengua está empezando a figurar en el terreno de la poesía en México”.

A través de la escritura, el poeta muestra las situaciones que se viven allá, “la violencia se queda en ti, remites a tu historia personal, en la montaña la violencia es sistemática, hay una violencia estructural: la falta de educación, la falta de salud”.

Ante esto, exhortó a que se reconozca el derecho de los pueblos a vivir, “implica respetar una política propia, idioma, educación y religión propias. Que se respete el derecho de una cultura a expresarse y construirse porque fue fincada en ese territorio, hasta que eso suceda se hará justicia a los pueblos indígenas”.

Hubert salió de su natal Guerrero para estudiar el bachillerato, pero siempre vivió “un eterno migrar” para lograr sus estudios básicos. Se enfrentó a culturas distintas, otra lengua, a la diferencia, “esa diferencia que te hace encontrarte a ti mismo”, ya que encontró otras formas de expresión, empezó a buscar sus raíces, e investigó sobre su cultura.

Mencionó que siempre le gustaron los libros por las distintas historias que encontró en ellos y la posibilidad de descubrir otros mundos, “había cosas más allá que necesitaba conocer, siempre quise ser un hombre viajero y querer conocerlos fue mi motivación”.

El Premio de Literaturas Indígenas de América 2017, que se otorgó a la obra inédita en el género de poesía por contar con la recreación de los elementos propios de su cultura y contribuir a la preservación, promoción y difusión de las mismas, es significativo para Hubert porque da oídos y ojos a diferentes problemas, y al mismo tiempo, invita a la acción.

Dicho premio es coordinado por la Universidad de Guadalajara (UdeG), la Secretaría de Cultura federal, el Instituto Nacional de Lenguas Indígenas, la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas, la Secretaría de Educación de Jalisco y la Secretaría de Cultura de ese estado.

Deja tu comentario

Comentarios