Cartelera Cultura

Últimos días de “Leo Matiz: El muralista de la lente”, en San Ildefonso

Cultura UNAM
Matiz fue un trotamundos que con su cámara capturó la diversidad de los momentos decisivos de la historia del siglo XX

El Antiguo Colegio de San Ildefonso y la Fundación Leo Matiz se unen para llevar a cabo un proyecto que celebra, en el marco del Año Dual México–Colombia, el centenario del nacimiento de Leo Matiz (1917–2017), el renombrado fotógrafo colombiano cuya estancia en México (1941–1947) tuvo una repercusión significativa y trascendente en el desarrollo posterior de la fotografía latinoamericana.

La selección de obras presentes en esta muestra forma la primera parte de un gran corpus que, en conjunto con el que exhibirá el Museo del Palacio de Bellas Artes, dedicado a las aportaciones de la fotografía de Matiz a la pintura mural mexicana; ofrecen una visión integral que retrata las cualidades estéticas en la obra de este genio de la lente.

Fotógrafo, dibujante, pintor, caricaturista, publicista, galerista, conocedor de las reglas clásicas de composición y enterado de la actualidad por su ejercicio de reportero gráfico ligado a la prensa y a organismos internacionales, fueron muchas las cualidades de este ciudadano del mundo. Matiz fue un trotamundos que con su cámara capturó la diversidad de los momentos decisivos de la historia del siglo XX y las constancias que amalgamaron la condición humana de su época.

Su estadía en el México posrevolucionario y su relación con los artistas e intelectuales del país, enriquecieron el lenguaje visual de Matiz, lo que significó un desarrollo en su criterio estético y un refinamiento de las posibilidades expresivas de su arte fotográfico.

Elocuentes como ellas mismas, las fotografías de Leo Matiz hablan como presencias de las conversaciones, las relaciones y el intercambio sostenido no sólo con los artistas de su tiempo, sino con el gusto, los retos, la adversidad de circunstancias involuntarias y los cánones de la estética vigente a la que se adhería; incluso se daba licencia de evocar resonancias de la pintura religiosa o composiciones identificables en la pintura italiana renacentista, o bien referirse a las transgresiones formales que abrevaban de la abstracción y la construcción encontrada en los instantes irrepetibles.

Durante su presencia en México, Leo Matiz se integró rápidamente a la interesante comunidad artística, intelectual y social de ese tiempo. Se relacionó con los muralistas mexicanos Diego Rivera, José Clemente Orozco, con quien entabló una relación de mutua admiración y amistad; y David Alfaro Siqueiros, con el que unió su talento creativo y, al final de su relación, tuvo un desencuentro intelectual. Retrató a los pintores Frida Kahlo, Manuel Rodríguez Lozano y Francisco Zúñiga; convivió con las grandes personalidades del cine de oro mexicano como María Félix, Dolores del Río, Cantinflas, Gloria Marín, Lupe Vélez, Agustín Lara, los hermanos Soler, Emilio “El Indio” Fernández, Gabriel Figueroa, Julio Bracho y Luis Buñuel; además, de relacionarse con un selecto grupo de diplomáticos, fotógrafos y escritores, entre ellos Efraín Huerta, Pablo Neruda y Manuel Álvarez Bravo.

Del 15 de junio al 17 de septiembre de 2017

Martes, de 10:00 a 20:00 horas

Miércoles a Domingo, de 10:00 a 18:00 horas

Antiguo Colegio de San Ildefonso. Salas de exposiciones, Primer Nivel

Deja tu comentario

Comentarios