Campus

Hombres, los que más se suicidan

Fabiola Méndez/Damián Mendoza
Comparte con tus amigos
  • 350
    Shares

La depresión es una enfermedad grave, es mucho más que sentirse triste, aproximadamente el 3.3 por ciento de la población mexicana se encuentra deprimida en este momento, señaló la doctora Benilde Orozco García del Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía Manuel Velasco Suárez.

Es importante resaltar que la tristeza no es sinónimo de depresión, ya que es un sentimiento común, habitual y se presenta por periodos, es transitorio. Mientras que los síntomas de la depresión son: al menos dos semanas con tristeza que afecta la funcionalidad diaria, disminución en el interés de las cosas, disminución o aumento en el apetito, en la actividad motora, en la concentración, ideas o pensamientos catastróficos e ideación suicida.

Para la especialista en psiquiatría, es más común la tentativa suicida en mujeres, pero quienes la consuman son los hombres, esto se debe a que es más frecuente que el sexo femenino acepte que su salud no está bien y acude a buscar ayuda, mientras que los hombres lo niegan.

Esta enfermedad es un trastorno del cerebro que puede desencadenarse por algún evento de la vida (fallecimiento), factores sociales, económicos, trastornos por ansiedad generalizada, o puede no haber ningún síntoma.

“La depresión no se cura, hay personas que sufren un solo episodio depresivo y a través de tratamiento farmacológico se puede mantener estable, pero hay otros que tienen depresiones recurrentes, llega a ser crónico y el tratamiento es de por vida”, acotó Orozco García.

Depende de la gravedad de la depresión, se utiliza tratamiento en psicoterapia o fármacos, pero si el paciente presenta ideas suicidadas o síntomas psicóticos “la terapia psico convulsiva es la más indicada ya que la respuesta al tratamiento es más eficaz y segura”.

Es una enfermedad que no respeta edades, el 50 por ciento de los jóvenes entre 15 y 25 años tienen síntomas depresivos o presentaron ya algún episodio depresivo derivado de no poder estudiar o no tener trabajo.

En niños puede presentarse a partir de los 3 años, “muchos casos de depresión en niños pasan desapercibidos porque hay un mal diagnostico con déficit de atención, en los adolescentes se confunden con crisis propios de la edad, los síntomas también son diferentes en ancianos y embarazadas”.

Los síntomas en niños suelen ser: irritabilidad, falta de concentración en la escuela, no tienen amigos, no pueden dormir o no quieren comer. La doctora advierte que aquellos adolescentes que se cortan los brazos (cutting) “están sufriendo datos depresivos o ansiosos para llamar la atención, y tienen que ser evaluados porque están propensos a otras enfermedades mentales”, concluyó la experta.

Deja tu comentario

Comentarios

A %d blogueros les gusta esto: